Lo más visto

Más de El Salvador

Manos que crean y cuentan historias con sus títeres

Estudiantes del Centro Escolar Santa Margarita de Cuscatancingo, participan de un taller de creación de títeres como parte del programa Escuelas Abiertas.

Enlace copiado
Compañía.  La mayoría de alumnos tienen el acompañamiento de los padres de familia en el taller o llevan su almuerzo al centro escolar para no salir de la institución.

Compañía. La mayoría de alumnos tienen el acompañamiento de los padres de familia en el taller o llevan su almuerzo al centro escolar para no salir de la institución.

Enlace copiado

Las cuatro paredes de un salón pintado de azul y blanco se convierten cada tarde de miércoles en el escenario donde 25 estudiantes del Centro Escolar Santa Margarita, del municipio de Cuscatancingo, en San Salvador, se reúnen para expresar a través del arte toda su creatividad e imaginación.

En el aula todos se conocen y comparten, sin importar la edad o grado académico, con sus manos crean personajes que posteriormente manipulan para contar historias atrás de un telón improvisado. Hace unos meses ninguno de ellos pensó en crear un títere y darle vida.

Los calcetines en desuso, los pedazos de cartón, las latas, el papel y todo material que pueda reciclarse son la materia prima que hoy en día usan para armar cada pieza de los títeres.

Estos escolares forman parte del programa Escuela Abierta para la Convivencia que tiene como objetivo fortalecer la convivencia escolar, promover una cultura de paz, hacer un uso positivo del tiempo libre y desarrollar integralmente a la niñez, adolescencia y juventud; asimismo, se fomenta la práctica de valores y el trabajo en equipo.

De acuerdo con Juan Carlos Rosales Pérez, promotor cultural del proyecto Escuela Abierta para la Convivencia, en el área de expresiones artísticas, títeres, el apoyo de los padres de familia, maestros y autoridades del centro escolar ha sido fundamental y pieza clave para que los niños continúen siendo parte del taller donde han aprendido a desarrollar sus habilidades.

Agrega que en cada jornada se habla de una temática. "Hemos visto convivencia, convivencia escolar, igualdad de género, el bullying, medio ambiente, entre otros", también explica que en los talleres se incluyen juegos donde los estudiantes tienen un espacio de sano esparcimiento.

Marta Yudith Mejía de Zamora, es la docente que cada mañana de sábado se capacita en la elaboración de títeres para luego replicar lo aprendido a los estudiantes, detrás de ellas se encuentra el Comité Cultural, el cual está conformado por padres de familia, quienes también aprenden sobre este arte para dar respaldo a la maestra, en caso ella no pueda impartir el taller.

La maestra imparte el segundo grado y tiene más de 23 años de ser parte de la institución, ella asegura que nunca había hecho un títere pero le encanta haber aprendido con la satisfacción de ver a los niños y adolescentes motivados con el taller.

"Los sábados un maestro (de cada escuela de la zona va a aprender y le llamamos sede especial, está ubicada en el Centro Católico San Luis, todos los sábados de 8 de la mañana hasta las 12 del mediodía llegan a aprender sobre técnicas, metodología, toda esa parte para que vayan a replicar", explica Rosales.

Muchos de los integrantes del taller hoy son más abiertos, han dejado de lado la timidez, la pena e incluso la violencia de lado. Rosales Pérez detalla que en un inicio los estudiantes al crear las historias golpeaban a los títeres, pero actualmente las mismas han cambiado por otros valores como la armonía, el amor, la convivencia, entre otros.

Karla Estefania Díaz Salinas, de 11 años, y quien cursa el quinto grado forma parte de los talleres de títeres, ella tiene una discapacidad física en su brazo izquierdo, la cual es de nacimiento, con sus palabras recalca que antes de iniciar el taller era tímida y su tiempo libre lo invertía en ver televisión o jugar.

Durante este año ha aprendido a elaborar y manipular diferentes tipos de títeres desde el más fácil hasta el más complicado. Paso a paso junto a sus compañeros le han dado vida a los personajes de sus historias que en muchos casos son improvisadas.

"Antes era tímida, hoy comparto más, mi papá me viene a traer, antes de estar aquí por las tardes veía tele o jugaba. Es divertido estar aquí", dice Karla.

El profesor Juan Carlos como le llaman los estudiantes explica que cada uno de los integrantes del taller dominan la técnica para elaborar títeres de bolsa, de dedo, de calcetín, así como los gigantes y de varilla, este último se termina en cinco jornadas por el proceso que lleva, algo importante que destaca es que los participantes han desarrollado su motricidad.

El teatro de títeres permite la comprensión de conceptos y brinda la posibilidad de abordar diferentes temáticas con fácil asimilación del mensaje, convirtiéndose en un instrumento que facilita la interacción social.

Está manifestación artística también permite que se tengan diferentes experiencias de aprendizaje y expresión, ya sea con los espectadores o manipuladores de los elementos, según las autoridades del proyecto.

La directora del Centro Escolar Santa Margarita, Xenia Lemus, afirma que la oportunidad que se les ha presentado de formar parte de la Escuela Abierta para la Convivencia ha sido un éxito, pues los estudiantes han mejorado su rendimiento.

Tags:

  • SanSalvador
  • taller
  • títeres
  • EscuelasAbiertas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines