Lo más visto

Más de El Salvador

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Los productos son comercializados localmente y en países vecinos. El taller de don José se ubica en El Porvenir Aguacayo, San Sebastián.
Enlace copiado
Oferta.  La licuadora, molinos industriales y otros artículos de cocina han sustituido considerablemente a la piedra de moler, pero aún hay demanda de estas, molcajete y mortero.

Oferta. La licuadora, molinos industriales y otros artículos de cocina han sustituido considerablemente a la piedra de moler, pero aún hay demanda de estas, molcajete y mortero.

Extracción.  La materia prima se obtiene de un terreno alquilado por el que pagan $75 al mes, con derecho a extraer la piedra que requieran.

Extracción. La materia prima se obtiene de un terreno alquilado por el que pagan $75 al mes, con derecho a extraer la piedra que requieran.

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Mantiene la tradición de tallado artesanal en piedra

Enlace copiado
Don José Antonio Alvarado Hernández es un artesano que toda su vida la ha dedicado a trabajar con piedra cantera, dándole forma a diferentes piezas, entre estas las tradicionales piedras para moler, una labor que ya no es muy común en el país. Según relató, el proceso para lograr esculpir una piedra de moler, un molcajete o mortero es trabajoso y requiere de fuerza, paciencia y dedicación, lo cual lleva distintas fases.

“Lo fuerte aquí es la elaboración de piedras para moler, de ahí morteros y otros. Para lograrlo lleva un proceso grande, lo primero es escarbar y buscar la piedra, y de ser posible se le pone dinamita, porque a veces son muy grandes, luego con unos fierros que tienen hacha y chuzo se moldea, afina, pero todo eso cuesta”, explicó el artesano.

La tradición de tallar en piedra es de familia, una herencia que ha permitido obtener el sustento para varias generaciones, quienes pese al paso del tiempo aún conservan la cantería en el municipio de San Sebastián, San Vicente.

“Mis abuelos comenzaron con este trabajo, lo siguieron mis padres y ahora lo realizamos mis hermanos y yo.

Dos ya murieron y hemos quedado dos, nuestros hijos trabajan en la cantera, y creemos que ellos van a seguir con esta tradición para que esto no se pierda”, dijo Alvarado Hernández mientras se preparaba para forjar una de las piezas.

La faena es ardua, y durante el día pueden elaborar de dos a tres piedras para moler y hasta siete morteros, dependerá del tamaño y de la práctica que los artesanos tengan, pero los 11 que laboran en el improvisado taller de José Antonio tienen experiencia.

La demanda es grande, principalmente la de las piedras para moler, de las cuales tienen pedidos de hasta 300 de clientes que vienen a comprarlas al taller desde Honduras, pero no logran abastecer.

“No alcanzamos a dar abasto con la demanda que tenemos, nos vienen a comprar clientes de San Miguel, Ilobasco, Cojutepeque, Chalatenango, San Vicente; pero los clientes que más nos compran son de Honduras, hace poco nos han pedido 300 piedras para moler, pero no damos abasto; de Guatemala también vienen”, comentó.

Tags:

  • Tallado
  • piedra
  • SanVicente

Lee también

Comentarios