Lo más visto

Más de El Salvador

Entrevista | Manuel Flores: "El Salvador debe mostrar verdadera lealtad y confianza a China"

Una ruta clara para definir el tipo de relaciones que El Salvador espera tener con el gigante asiático. Eso es lo que el fundador de la asociación de amistad con China considera que deben ser los próximos pasos del país para consolidar el vínculo con Pekín.

Enlace copiado
Manuel Flores, diputado del FMLN y fundador de la Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China.

Manuel Flores, diputado del FMLN y fundador de la Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China.

Enlace copiado

Manuel de Jesús Flores habla en esta charla con La Prensa Gráfica de la necesidad de que El Salvador consolide las relaciones con China. Está convencido de que la administración Bukele se ha equivocado en ese camino por ignorar la "idiosincrasia" del gigante asiático y porque existe un "desconocimiento de la geopolítica" .

El diputado del izquierdista partido del FMLN, y también fundador desde hace 16 años de la Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China (ASACHI), desliza la necesidad de transitar hacia unas relaciones diplomáticas fuertes con China para aprovechar "verdaderas inversiones". Además, cree que el gane de Joe Biden en Estados Unidos no debería interferir en las relaciones que El Salvador debe tener con el mundo; porque no se le debe permitir al vecino del norte que se comporte como "injerencista".

¿Cuál es su lectura del estado de las relaciones entre El Salvador y China?

Las relaciones de El Salvador y China dependen mucho de la situación geopolítica. Dependen mucho de lo que pasa en Estados Unidos y de lo que pasa en la región. Si bien es cierto en un tiempo Centroamérica era la base principal de la operación de Taiwán, cuando aplicaba la diplomacia de la billetera para mantener sus votos en Naciones Unidas, eso cambió hace unos años cuando Costa Rica rompió sus relaciones con Taiwán y las estableció con China.

Ya antes existían las asociaciones de amistad con China. Yo fundé la del El Salvador, fundé Nicaragua, fundé Costa Rica y la Federación Centroamericana de Amistad con China hace 15 años. Eso le dio una connotación diferente al tema de relación pueblo con pueblo, que fue lo que el canciller chino dijo en 1949: las relaciones pueblo con pueblo son el futuro.

¿Qué tanto peso tienen esas asociaciones del lado chino?

La asociación de amistad es una asociación fuerte en China. La componen delegaciones del Partido Comunista, del Ministerio de Economía, de la Asociación de Mujeres, de la Cámara de Comercio China, del Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional, gobiernos provinciales. Es una fortaleza donde se discuten los temas de país, especialmente los temas no oficiales.

¿Cómo se ve la asociación, desde la parte salvadoreña, la relación oficial actual entre El Salvador y China?

A raíz del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre El Salvador y China, no vemos todavía cuál es la lógica de relaciones de parte del gobierno salvadoreño, si esas relaciones van a ser de carácter diplomático, comercial o estratégico. No hay una ruta clara.

¿A qué se debe esa ambigüedad?

A la limitación impuesta por Estados Unidos, de que hasta aquí van a llegar. Por eso El Salvador no da un paso. Por esa razón no tenemos embajador de El Salvador en China desde hace más de un año.

¿Cuál debería ser la relación óptima que deberíamos tener con China a estas alturas?

Tenemos que ir paso a paso, porque en primer lugar, a pesar de que hay relaciones diplomáticas, China y El Salvador han mantenido únicamente relaciones de amistad a través de mí asociación y algunos tipos de relación comercial; pero no mucho. La relación comercial ha sido desigual: de $ 1,000 millones de importación a $1.3 millones de exportación, especialmente en chatarra y azúcar. Cuando se vendieron los $35 millones de azúcar fue el "boom".

Hoy en día, para mí se debe de ir creando cooperación y pasar de una relación estrictamente comercial a una relación diplomática. Y cuando hablamos de relación diplomática, hablamos a nivel de consulados, de oficinas de intereses comerciales; porque ya hablamos de relaciones diplomáticas de más nivel: inversiones, empoderamiento (sic) de nuestros empresarios para que puedan invertir en China. Y estamos hablando de la inversión de China en el país.

¿Cómo marcha esa inversión china?

En los últimos dos años no se puede mencionar ninguna inversión que haya hecho China en El Salvador. Hay comercio, hay negocios, hay restaurantes, tiendas; pero no hay inversión.

El Salvador debe de avanzar en la confianza, porque si no se muestra confianza difícilmente se pueden establecer parámetros para obtener buenos resultados.

¿A qué se refiere con confianza?

Hablamos de lealtad, porque los chinos son leales. Estamos hablando de amistad, de sinceridad. El Salvador debe mostrar verdadera lealtad y confianza a China.

¿Acaso no ha sido sincero este gobierno con China?

No, porque el presidente Bukele viajó a China hace casi un año y con una gran comitiva, pero los resultados no los conocemos. Ni siquiera dio la conferencia de prensa con la embajadora. Lo que se sabe es que se va hacer un estadio, una biblioteca, el proyecto de Ilopango, Surf City y otras cosas; pero no se sabe ni siquiera cuánto es la donación que China ha realizado durante le pandemia.

Se necesita concretar la credibilidad en la relación, la sinceridad. No se puede hacer una cosa y pensar en hacerle daño por otro lado. Recordamos cuando el presidente dijo que estaba valorando la ruptura diplomática con China porque no estaba claro.

Al desconocer la geopolítica, el presidente ha dado otro desacierto en el tema chino. No conoce la idiosincrasia de ese pueblo.

¿Quién es?
Manuel Flores Diputado del FMLN.

Trayectoria:
Miembro fundador de la Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China desde hace 16 años.

¿Cree que veremos finalizados esos proyectos?

China va a cumplir, la única condición que pone es el reconocimiento de una sola China. En ese sentido, el gobierno de El Salvador mandó gente a comprar cosas a Taiwán para enfrentar la pandemia.

Cuando hablamos de sinceridad, China le va a hacer esos proyectos a El Salvador, son donados. El estadio se lo va a construir y le va a decir acá están las llaves, lo mismo el proyecto del agua potable ….

¿La lealtad pasa por alejarse de Estados Unidos? Una realidad complicada, sobre todo con el reciente gane de Joe Biden.

No, no tiene nada que ver eso. Eso se llama soberanía, es lo que dije cuando enfrenté a la exembajadora de EUA Jean Manes y al coronel Johnson, que les dije injeresistas cuando dijeron que su labor iba a ser que El Salvador rompiera con China y reestableciera sus relaciones con Taiwán. Eso es una clara injerencia.

Cuando hablamos de lealtad es al respeto de esa relación diplomática que se ha establecido desde hace dos años. No es estar jugando que tal vez rompo o tal vez no rompo.

Estados Unidos es nuestro principal aliado porque tenemos tres millones viviendo allá, pero ¿cuál es la inversión de Estados Unidos aquí?

Si lo vemos desde el punto económico, es la remesa; pero a la gente no le regalan el pisto, se lo ganan, y la remesa viene para la familia y no para el Estado.

A pesar de todos los ataques de los gobiernos nuestros (del FMLN) jamás las remesas se cayeron.

Por eso debemos ser francos a la hora de establecer una ruta.

¿Cual es la ruta con China? Hay que ser honestos, como decir mire yo solo quiero una relación comercial, porque Estados Unidos me regaña. Ellos van a entender y van a esperar.

Tienen una paciencia para esperar. Por ejemplo, cuando el presidente Bukele dijo que iba a romper las relaciones, ellos esperaron y no hicieron ni siquiera un intento de injerencia.

Julie Chung, subsecretaria adjunta de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, dijo en octubre del año pasado, durante su visita al país, que el ofrecimiento que China hace sobre sus negocios es como "un dulce delicioso que puede estropear los dientes"...

Esas palabras tienen fundamento porque es un imperio que se ve amenazado y comienza a hacer señalamientos y a decir lo que viene es malo. ¿Acaso solo El Salvador tiene vínculos con China? Son más de 120 países los que lo han establecido y, ¿acaso uno de estos países ha sido invadido por China? ¿Ha sido condicionado para mantener su relación diplomática? ¿África se ha quejado de su relación con China?

Hay un creciente reclamo por violaciones de derechos humanos por parte del gobierno chino...

Se trata de la influenza estadounidense. Es la agresión de EUA a China. Estados Unidos pone en Hong Kong a jugar a Inglaterra por ser su excolonia. Es porque hay intereses.

Es una nueva realidad mundial donde a Estados Unidos solo le queda atacar, dividir, influenciar con sus aliados. Viene una alianza Japón, Vietnam, la India contra China. Se trata de un tema textilero.

El Salvador debe de aprovechar cualquier circunstancia para establecer relaciones con cualquier país del mundo sin importar lo demás.

Usted dijo esta frase hace un año: "Es vital conocer lo que significa la República Popular de China" ¿No lo conocemos?

No, no lo entendemos. China es la primera economía del mundo, se encamina a ser la primera potencia, no solo comercial; sino militar. Ya China está construyendo su tercer portaviones. Hace una semanas envió el satélite 6G. Estamos hablando de los pasos adelantados que China está dando.

Tags:

  • FMLN
  • China
  • Entrevista
  • Asociación Salvadoreña de Amistad con el Pueblo de China

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines