Lo más visto

Más de El Salvador

¡María Isabel Rodríguez cumple hoy un año más! Conoce su asombrosa vida

La exministra de Salud está hoy de manteles largos. A continuación, conoce un ligero repaso de más de nueve décadas de vida que han hecho de esta mujer una eminencia y un orgullo para El Salvador.

Enlace copiado
María Isabel Rodríguez, un año de edad.

María Isabel Rodríguez, un año de edad.

Enlace copiado

En sus primeros años era llamada "Chabelita"; luego, "Tía Lita", por las descendientes de sus dos tías -y segundas madres- Isabel Rodríguez y Elena Rodríguez. Ya de adulta, se ha ganado otros seudónimos más pomposos, pero que ha labrado con su trabajo y trayectoria: “Heroína de la salud pública de las Américas”, “Gran Mariscal del quincuagésimo quinto carnaval de San Miguel” y “Profesora Emérita”, que tiene que ver con algunas de sus más recientes distinciones en diferentes países.

Su nombre de pila, sin embargo, es María Isabel Rodríguez, y es reconocido ampliamente nacional e internacionalmente, tanto que, el año pasado, fue nombrado así, en su honor, el Hospital Nacional de la Mujer.

Este lunes celebra su cumpleaños 96 y, pese a las adversidades que ha encontrado a lo largo de su vida, ha acumulado una serie de logros que la hicieron pionera, orgullo nacional, destacada intelectual, e incluso diputada, en 1956, pero no le arrebataron la humildad.
 

Marzo de 2011, en su despacho como ministra de Salud


Su madre, Concepción Rodríguez, dio a luz un domingo 5 de noviembre de 1922 en la casa familiar, ubicada en el Barrio Concepción de San Salvador, y a partir de ahí fue criada también por Isabel y Elena. De su padre solo sabe que era un “abogado muy distinguido” y que estaba casado con una tía de sus “tres madres”.

 

María Isabel Rodríguez, un año de edad, 1923


“Chabelita” fue hija única de un matriarcado: las tres mujeres sostenían económicamente el hogar mediante los ingresos que lograban a través de una tienda en el barrio La Vega de la capital. Fue a la escuela pública a los ocho años y a los quince ingresó al Instituto Nacional General Francisco Menéndez (INFRAMEN). Esto último no fue tan fácil. La admisión la solicitó a escondidas de su familia y, cuando fue notificada de la aceptación, hubo una discusión en la familia por ser un instituto mixto.

Con compañeros del INFRAMEN

A los 20 años, en 1942, inició su carrera de Medicina y, a partir de ahí, comenzó a sentar varios precedentes como mujer salvadoreña, pues para comenzar, fue la primera alumna de su clase, dominada históricamente por hombres. Veinticinco años después, fue la primera decana de su Facultad; en 1980, la primera mujer nombrada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como máxima representante de un país latinoamericano; en 1999, la primera rectora de la Universidad de El Salvador y, en 2009, una década después, la primera ministra de Salud, a sus 87 años.

Lea la entrevista hecha al inicio de su gestión en el MINSAL > María Isabel Rodríguez: Lo primero es dejar de ser hipócritas

Felicitaciones recibidas cuando fue elegida rectora de la UES, en 1999

La doctora Rodríguez es viuda desde hace 42 años. Enviudó en 1974, en México, donde se encontraba exiliada con su esposo Víctor Arnoldo Sutter -dos décadas mayor que ella- desde 1972. La muerte de su cónyuge ocurrió cinco años después de haber contraído matrimonio en El Salvador, un 13 de diciembre de 1969.

Durante su matrimonio no engendró ningún hijo, pues ella se casó a los 47 años y su esposo tenía 67.

María Isabel Rodríguez y su esposo Víctor Sutter


En las más de nueve décadas de vida de Rodríguez, ha vivido muchos acontecimientos históricos del siglo pasado. Por ejemplo, en los efímeros años de su matrimonio, recuerda que juntos lloraron el golpe de Estado orquestado contra el entonces presidente de Chile, Salvador Allende.

En el ámbito salvadoreño, vivió la huelga de brazos caídos de 1944 que puso fin a la dictadura de Maximiliano Hernández Martínez. Para entonces estudiaba tercer año de Medicina y traficaba municiones.

No vivió la Primera Guerra Mundial, pues nació cuatro años después, pero sí la Segunda Guerra Mundial, mientras estudiaba su carrera.

Su paso por diferentes países le permitió conocer a personajes como Frida Khalo y Diego Rivera, a principios de la década de los cincuenta en México, cuando se especializaba en un posgrado de cardiología.

Con el departamento de Fisiología y Farmacología, México, 1971



Otros personajes que forman parte de amplio abanico de celebridades conocidas son Clemente Orozco, José Saramago, Hugo Chávez, Hillary Clinton, Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano, Salvador Moncada, Belisario Betancur, Gustavo Kourí y Monseñor Óscar Arnulfo Romero. En abril del año pasado estuvo presente en el acto de beatificación de este último.

Con el escritor uruguayo, Eduardo Galeano

Junto a Fidel Castro, en La Habana (Cuba) 1986

También conoció a Fidel Castro, cuando trabajaba para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y cree firmemente en que ella logró persuadirlo de que dejara de fumar.

Con la escritora salvadoreña Matilde Elena López, mayo de 2003


Con una estatura de 1.57 metros, la exministra de Salud camina un poco encorvada por la edad, pero trata de mantener, como siempre, una imagen impecable de sí misma. Según confesó a este periódico hace unos años, una de sus costumbres de toda la vida es visitar cada sábado, sin falta, un salón donde le arreglan el cabello, las manos y los pies.


 

Tags:

  • maría isabel rodríguez
  • exministra de salud

Lee también

Comentarios