Loading...
El Salvador  / politica Lo más leído

Mario Ponce: "Yo no era una persona desempleada"

El actual presidente legislativo asegura que antes de ser diputado ya tenía una carrera y buen salario. Al salir de la Asamblea Legislativa planea iniciar un emprendimiento y dejar de lado la política.

Enlace copiado
El FODES es una de las leyes que más defiende, porque dice conocer la realidad del pueblo.

El FODES es una de las leyes que más defiende, porque dice conocer la realidad del pueblo.

Enlace copiado

Mario Antonio Ponce López, mejor conocido como Mario Ponce, dijo que en los próximos días dejará las instalaciones de la Asamblea Legislativa y se dedicará a una nueva vida, lejos de la política, echando a andar un emprendimiento ya sea con amigos, socios, con su familia o de manera personal. De esa forma, dijo, pasará la página de su vida como político, luego de 21 años como miembro de la Asamblea, a la que llegó motivado por políticos de su tiempo, que lo invitaron a formar parte del proyecto del Partido de Conciliación Nacional (PCN).

"Yo no era una persona desempleada (cuando llegó a la Asamblea), sino una persona bien remunerada. En aquel tiempo ganaba 14 mil 800 colones de salario, y un diputado ganaba 12 mil colones o algo así, pero llegué a la política, cosa que no andaba buscando, y luego del primer periodo, del año 2000 al 2003, la gente se fue ilusionando con mi trabajo y así estuve siete períodos en la Asamblea Legislativa", dijo.

Según el actual presidente del primer Órgano del Estado, su carrera laboral lejos de la política inició en la Corte de Cuentas, comenzando desde ser un ordenanza, pasando por ser técnico, hasta llegar a ser supervisor de auditoria.

Ponce dice que luego de 21 años como diputado se va con el rostro en alto, ya que trabajó en favor de crear leyes, más que todo en favor de las comunidades, en todo lo que tuviera que ver con el desarrollo local y municipal, por medio de leyes como el FODES, de la que es defensor. "Vengo del campo y sé qué significa vivir sin agua, vivir sin un servicio sanitario lavable, andar en calles de tierra, por eso entendía a la gente de escasos recursos", agregó.

A su criterio, la ley FODES es la más democrática, ya que llega a las comunidades como parte de los beneficios de las arcas del gobierno. "Me tocó acarrear el agua, andar en calles polvosas, en calles lodosas en el invierno, es lo que viví en la niñez, y fue así que cuando llegué a la Asamblea, logré convertirme en presidente de la Comisión de Asuntos Municipales", agregó.

El legislador se ve tranquilo a pesar del cambio de vida que tendrá en los próximos días, después de que su partido PCN, así como otros tradicionales de la talla del PDC, ARENA, y el FMLN, fueron golpeados por los votantes, que se inclinaron por las nuevas opciones, mayormente por el partido Nuevas Ideas.

El PCN pasa de tener nueve a solo dos diputados para la nueva legislatura, que son Reynaldo Cardoza, por Chalatenango, y Serafín Orantes, por el departamento de Ahuachapán.

Ponce, de 58 años, dice que cuando llegó a la presidencia de la Asamblea, el año pasado, renunció a viáticos, viajes pagados al extranjero, motorista, vehículo oficial, combustible, y guardaespaldas. "Me ofrecieron hasta una tarjeta de crédito para gastos discrecionales, pero no la acepté. La tarjeta es para invitar, para gastos cuando se recibe a delegaciones de otros países, pero dije que no, y que iba a correr con los gastos en caso de que fuera necesario. Dije que venía a trabajar no a aprovechar los recursos del Estado, además como compromiso con la transparencia del cargo", agregó.

Según el todavía legislador, las restricciones económicas no fueron solo a nivel personal, sino como administrador de la Asamblea. Recordó que cuando llegó a la silla presidencial se encontró con un pago de $840,000 dólares para alquilar casas y oficinas para miembros de los partidos ARENA y FMLN, quienes habían tenido que salir del edificio ubicado en el Centro de Gobierno, por los daños que la estructura había sufrido por una serie de temblores que afectaron al país, en 2019.

A su criterio, el 2020 fue un año duro para su administración, por la pandemia, los problemas con el presidente de la República, la exigencias económica que venían desde 2019, período en el que hubo que reinstalar a 60 empleados que habían sido cesados por anteriores presidencias, como la de Norman Quijano, y que luego de resoluciones judiciales y laborales a favor de los afectados, hubo que devolverle sus plazas y pagarle el monto de salarios que no habían cobrado. "Lo más fácil pudo haber sido hacer un préstamo para salir con todo eso, pero lo que hicimos fue reducir gastos, reorientar dinero de un área a otra y de esa forma fuimos saliendo", sostuvo.

La próxima semana, Ponce y la actual junta directiva de la Asamblea harán entrega del informe financiero, laboral y de funcionamiento del primer Órgano del Estado, que a partir del 1 de mayo tendrá nuevo inquilinos. "Hemos hecho las cosas como la Constitución, la ley y como Dios lo manda. Hemos trabajado apegados a la ética, transparencia y legalidad, vamos con la frente en alto. Hemos dejado un ejemplo de administración", agregó el oriundo de la ciudad de Zacatecoluca. "Espero que los nuevos diputados cumplan con las expectativas", finalizó.

Tags:

  • Mario Ponce

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines