Lo más visto

"Algo así como tripa chuca": Así describe Mario su laberinto para graduarse de bachiller a los 45 años

Enlace copiado
Nunca es tarde. Mario, a sus 47 años, se graduó de bachillerato general, mostrando que siempre se pueden alcanzar los sueños.

Nunca es tarde. Mario, a sus 47 años, se graduó de bachillerato general, mostrando que siempre se pueden alcanzar los sueños.

Enlace copiado

“El proceso que he tenido que recorrer en este laberinto, como podría llamarlo, es algo así como una tripa chuca, por todo lo que me ha costado. Ha sido realmente muy difícil para mí. Realmente me siento muy feliz y contento porque he tenido, por ejemplo, muchos obstáculos, muchos tropiezos, estorbos, por así decirlo, para graduarme de bachillerato a la edad que tengo hoy”.

Es la historia de Mario Edgardo Ramírez, quien perdió a su padre cuando era un infante. Se crio junto a su madre y seis hermanos en extrema pobreza, lo que le impidió realizar estudios de bachillerato. A su mamá no le alcanzaba para pagar los estudios, por lo que tuvo que dedicarse desde joven a trabajar para ser parte del sostén de la familia. Mario relata que, a pesar de las dificultades, pudo terminar el noveno grado; sin embargo, en 1987 se quedó sin la oportunidad de seguir estudiando y de lograr sacar el bachillerato que le ayudaría a ir a la universidad para luego tener mejores oportunidades de trabajo y, por ende, mayores ingresos económicos.“Yo vuelvo a retomar mis estudios a partir del año 2007 para esto de modalidad de semipresencial y, bueno, también fue algo bastante difícil para mí. Ya iba como a medio año y caí en una enfermedad que casi me cuesta la vida. La verdad, fue muy difícil para mí. Pasé como un año enfermo y tuve que suspender de nuevo. Luego pasó un año, pero no estudié. En 2009 me volví a incorporar”, cuenta Ramírez, quien fue intervenido de manera quirúrgica debido a cálculos en la vejiga y problemas gastrointestinales que le impidieron seguir estudiando.

“Ahora que he alcanzado el bachillerato a lo mejor agarro un técnico. Si voy a la universidad, escogería a lo mejor ingeniería en sistemas”. 
Mario Ramírez, se graduó de bachiller

A sus 47 años de edad, Ramírez tiene un hijo menor de edad, pero también ya ha logrado su objetivo y meta en la vida, lo que siempre soñó: graduarse de bachillerato a pesar de los años perdidos. Ahora él asegura que todo se puede lograr en esta vida y que nada es imposible si uno quiere alcanzarlo.

Ramírez se graduó ayer de bachiller luego de estudiar en el programa de modalidades flexibles implementado por el Ministerio de Educación (MINED), que permite que tanto los jóvenes o los adultos que no pudieron estudiar en su tiempo terminen su bachillerato con facilidad de horarios y actividades académicas.

“Me siento muy contento y al mismo tiempo también animo, estimulo a todas aquellas personas que por a o b motivo han dejado de estudiar. Sigan el esfuerzo, el empeño, la constancia; eso es vital para no quedarse”, expresó Mario.

Además, asegura que sus inspiraciones educativas no quedan solo ahí, ya que espera poder lograr estudiar en la universidad del país para alcanzar sus sueños de ser un profesional, ya que por ahora se dedica a trabajar en el área de INSAFORP e imparte clases de soldaduras y estructuras de la institución.

“Estimulo a todas aquellas personas que por a o b motivo han dejado de estudiar a que sigan el esfuerzo, el empeño, la constancia”. 
Mario Ramírez, se graduó de bachiller

“Ahora que he alcanzado el bachillerato a lo mejor agarro un técnico, a lo mejor voy a la universidad, no he pensado, pero lo que sea más rápido para mí. Realmente no soy tan mayor ni tampoco estoy tan joven, pero sí algo que me ayude para seguir enfrentando estas situaciones y dificultades de la vida. Si voy a la universidad, escogería a lo mejor ingeniería en sistemas o ingeniería industrial”, agrega.

Ayer, el Ministerio de Educación graduó a 72 jóvenes y adultos entre las edades de 20 a 60 años, egresados de bachillerato general que el año pasado culminaron sus estudios a través de la Prueba de Suficiencia, una de las modalidades de la oferta de educación flexible que, de forma gratuita, prepara durante tres meses académicamente a los estudiantes con un temario de estudios de las cuatro asignaturas básicas y la asistencia a tutorías los sábados y domingos.

Según el MINED, en este año, a escala nacional, se aplicaron 2,800 pruebas de suficiencia, por un monto de $54,012.

72
 personas se graduaron ayer de bachillerato.

Perseverancia. La constancia y el esfuerzo es lo primordial para alcanzar cualquier tipo de metas, según expresa el bachiller.

Lee también

Comentarios