Loading...
El Salvador  / social Te puede interesar

Más de 181,000 personas cayeron en pobreza extrema en 2020

La encuesta de hogares, publicada ayer por la DIGESTYC, revela un incremento sustancial en la pobreza extrema, pero una reducción en la pobreza relativa durante 2020.

Enlace copiado
Aumento. La tasa de pobreza extrema casi de duplicó respecto a la registrada en 2019, según datos de la DIGESTYC.

Aumento. La tasa de pobreza extrema casi de duplicó respecto a la registrada en 2019, según datos de la DIGESTYC.

Enlace copiado

El año de la pandemia de covid-19 dejó en El Salvador a más de 181,000 personas en pobreza extrema, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2020, publicada ayer, pero especialistas advirtieron que las cifras podrían estar subestimadas, tomando en cuenta las dificultades que afrontó la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) para recolectar la información.

La encuesta de la DIGESTYC indica que 181,829 personas ingresaron a las filas de la pobreza extrema el año pasado. Esta población pasó de 368,345 en 2019 a 550,174 en 2020, un incremento del 49.4 %. Los pobres extremos son aquellos cuyos ingresos no son suficientes para cubrir ni una canasta básica alimentaria (CBA).

Por hogares, un total de 160,058 vivía en condiciones de pobreza extrema, 72,686 más (83.2 %) respecto a los 87,372 de 2020. Con esto, la tasa de pobreza extrema representó el 8.6 % de los hogares del país, casi el doble que el 4.5 % de 2019 y la cifra más alta desde 2015.

La encuesta también midió la pobreza relativa, que es cuando los ingresos no alcanzan para cubrir la canasta básica ampliada, cuyo costo equivale a dos CBA.

La población y el número de hogares en esta categoría se redujeron en 2020. La EHPM indica que los pobres relativos sumaron 1,266,562 el año pasado, 162,017 menos que en 2019. Además, los hogares se redujeron a 329,922, en comparación con los 354,975 del año anterior. La tasa de pobreza relativa fue del 17.6 %, inferior al 18.3 % de 2019.

Los resultados de la EHPM indican que la reducción en la pobreza relativa contrarrestó el incremento de la pobreza extrema. Por eso, la tasa general no mostró un incremento sustancial. En total, 490,050 familias, equivalentes al 26.2 % de los hogares del país vivían en pobreza extrema o relativa, un leve incremento respecto al 22.8 % de 2019.

Prudencia con las cifras

La DIGESTYC aclaró que la pandemia de covid-19 afectó la muestra de la encuesta. La entidad explicó que no recolectó información durante la cuarentena domiciliar obligatoria, "por lo tanto, se dejó de preguntar en algunos meses donde probablemente tuvieron disminuciones en sus ingresos o se vieron afectados laboralmente". Además, tomó solo el 55 % de la muestra teórica, lo que impide presentar datos por departamentos.

"Dado que no se entrevistó a ciertos hogares en este horizonte temporal del confinamiento estricto, que es donde percibieron mayores afectaciones en sus ingresos, es posible que la pobreza monetaria también esté subestimada", dijo el economista e investigador Carlos Argueta. En la misma línea, el economista José Luis Magaña, de la iniciativa AltavozES, dijo que los datos obtenidos en la encuesta "deben ser leídos con mucha precaución".

Ambos también coincidieron en subrayar el incremento en la pobreza extrema. Argueta consideró que este comportamiento podría deberse a que hogares no pobres sufrieron un descenso súbito en sus ingresos por el covid-19 y pasaron de inmediato a la pobreza extrema. Lo mismo pudo haber sucedido con hogares en pobreza relativa.

El impacto de la pandemia en la recolección de información también pudo haber impactado las cifras de desempleo. Para 2020, la EHPM sitúa en 6.9 % la tasa de desempleo, apenas 0.6 puntos porcentuales más que en 2019. Argueta dijo que, dado que no se entrevistó a las familias durante la cuarentena, la encuesta no logró captar el impacto en el empleo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines