Más denuncias en UNIMUJERde Conchagua 

La tendencia al alza se registra desde 2013, pero con la apertura en 2016 de la unidad las cifras se dispararon, según registros internos.
Enlace copiado
Adecuada.  En la sede de la unidad se cuenta con áreas para denuncia, tratamiento de crisis y para alojamiento temporal.

Adecuada. En la sede de la unidad se cuenta con áreas para denuncia, tratamiento de crisis y para alojamiento temporal.

Más denuncias en UNIMUJERde Conchagua 

Más denuncias en UNIMUJERde Conchagua 

Enlace copiado
Debido al elevado número de casos por violencia intrafamiliar que se registraron en el municipio de Conchagua, La Unión, a inicios del año pasado, fue inaugurada la Unidad Institucional de Atención Especializada para Mujeres en Situación de Violencia (UNIMUJER-ODAC). 

A casi un año de estar funcionando, la jefatura de dicha unidad hizo una evaluación del impacto que ha tenido esa dependencia en las mujeres de Conchagua, en donde –a pesar de que se ha elevado la cifra de denuncias por violencia intrafamiliar– ahora las mujeres siguen una ruta de atención. 

Durante 2016, según los datos oficiales, la UNIMUJER-ODAC de Conchagua recibió 125 denuncias, de las cuales el 90 % estaba relacionado con delitos contra las mujeres, entre los que se mencionan violencia intrafamiliar, lesiones, amenazas y, en el caso más gravoso, feminicidio. En tanto, en 2015 solo se atendieron 14 denuncias en el puesto de la Policía Nacional Civil (PNC) del municipio. 

“El grueso de las denuncias ha sido de mala convivencia de parte del hombre hacia la mujer, y siempre el hombre termina siendo el agresor de manera física y en algunos casos hasta han usado arma blanca”, explicó Billy Ortiz, jefe de la unidad especializada.  

La apertura de esta oficina no solo ha provocado el incremento de denuncias recibidas, sino también el número de alojamientos, pues en el local hay una habitación amueblada para que aquellas mujeres que son víctimas de violencia y no quieren regresar al hogar puedan tener un albergue mientras encuentran un sitio adecuado.  

Desde la apertura de la oficina se ha dado un promedio de 10 a 12 alojamientos de víctimas cada mes.

“Dentro de la ruta de atención que se le da aquí luego está llevarla a la sede de Ciudad Mujer de Usulután, San Miguel o Morazán, para que se les dé seguimiento a sus casos y se les busque una solución”, afirmó Ortiz. 

Sin embargo, en la UNIMUJER-ODAC de Conchagua aseguran que todavía hay desconocimiento de parte de las mujeres sobre la existencia de dicha unidad que les puede brindar apoyo cuando están enfrentando una situación de violencia, ya sea dentro de sus hogares en sus lugares de trabajo. 

De acuerdo con las estadísticas que maneja la unidad, la mayor cantidad de casos de violencia tiene su origen en la zona rural de Conchagua, factor atribuido al bajo nivel educativo y cultural de los ciudadanos.

Actualmente se cuenta con siete personas para brindar las atenciones en la unidad; y en cuanto a infraestructura, se tiene un espacio para la toma de denuncias, un área de crisis y para el alojamiento. 

“El problema es grave, pero requiere de más proyectos y fortalecimiento no solo con personal, sino también en infraestructura y de un proyecto integral y sostenible para los jóvenes, algo que frene este problema”, consideró el jefe policial a cargo de la unidad especializada.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter