Lo más visto

Más de El Salvador

Más ligados a tráfico de armas dentro de FAES

La investigación de la FGR reseña que el exministro Benítez necesitó de una estructura dentro de la Fuerza Armada y fuera de ella para cometer ilícitos. Esas personas, pese a ser señaladas en solicitud de antejuicio, no han sido procesadas.
Enlace copiado
Más ligados a tráfico de armas dentro de FAES

Más ligados a tráfico de armas dentro de FAES

Más ligados a tráfico de armas dentro de FAES

Más ligados a tráfico de armas dentro de FAES

Enlace copiado
El documento de antejuicio que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó contra el exministro de la Defensa Nacional José Atilio Benítez Parada desvela algo que los mismos fiscales admitieron al hablar del caso: la existencia de una estructura dentro de la Fuerza Armada (FAES) para legalizar fraudulentamente armas. Son siete empleados de la FAES vinculados, según el documento. La mayoría de esas personas no han sido acusadas a la fecha.

Benítez Parada, actual embajador de El Salvador en Alemania, ha sido acusado por la FGR de 15 casos distintos de tráfico de armas, mientras fungió como viceministro y posteriormente ministro de la Defensa. Los 15 casos implican, según el documento llevado a la Asamblea Legislativa, 29 armas que supuestamente fueron legalizadas de forma fraudulenta y posteriormente vendidas a distintas personas.

El 2 de junio, cuando la FGR presentó la solicitud de desafuero contra el exministro, uno de los fiscales a cargo manifestó que Benítez Parada “dirigía una red criminal enquistada en la Dirección de Logística de la Fuerza Armada”. Solo dos personas han sido acusadas en casos previos: el teniente José Arístides Figueroa, condenado ya a siete años de prisión, y el coronel Salvador González Quezada, exdirector de Logística y hoy testigo criteriado en contra de Benítez, su exjefe.

Según la hipótesis fiscal, Benítez Parada utilizó un decreto legislativo transitorio, de mayo de 2009, para inscribir armas ilegales –sobre todo fusiles–, pero cuando el decreto ya estaba vencido. Para esto, recibió la ayuda de González Quezada y de Figueroa para vender las armas.

Ni cuando surgió el caso contra González Quezada, en 2012, ni ahora, la FGR ha procedido a acusar a un notario que trabajó en el interior de la FAES y que se ocupó de hacer casi todas las legalizaciones, supuestamente falsas, de las armas de fuego.

En la petición de antejuicio, además, un asesor legal del Ministerio de la Defensa es mencionado como la persona que dio la idea inicial de utilizar el decreto legislativo de mayo de 2009 para que Benítez Parada legalizara las armas, pero que lo hiciera con escrituras de fechas anteriores, es decir, falsas. El asesor, según el documento, fue “separado por el ministro posteriormente”.

Algunos de los clientes de Benítez Parada, según la petición de antejuicio, son personas reconocidas: un expresidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) compró un fusil M-16, por $4,000; y el actual presidente de ANDA , según la documentación fiscal, compró un fusil AR-15, por $5,500. Ambas ventas fueron en 2011.

Otras, sin embargo, no son tan conocidas. Dentro del caso contra Benítez Parada, así como también en el caso que se llevó contra González Quezada, sobresale una mujer de nacionalidad hondureña que compró un fusil AR-15. La FGR ha planteado que, si bien algunas ventas o “donaciones” tienen como beneficiarias a otras personas, quien recibió el dinero de la venta de armas era Benítez Parada.

Cuando investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) cuestionaron a la extranjera la compra de un fusil de guerra –con disparo en ráfaga–, la mujer admitió que no tenía permiso para tenerlo, según consta en el expediente contra González Quezada. Después de esa entrevista, presentó a los investigadores un permiso que la facultaba para tener fusiles, por estar calificada como persona de “alto riesgo”. El permiso fue firmado por el entonces director de la PNC, Francisco Salinas. La FGR tampoco ha acusado a la extranjera, pese a tener 207 armas registradas a su nombre que, según ella, recibió en calidad de “donación”.

Armas entregadas

En la petición de antejuicio contra el exministro, la FGR retoma cinco armas que fueron entregadas a la FAES por familiares del exviceministro de la Defensa Juan Orlando Zepeda. Tales armas, según la FGR, fueron posteriormente matriculadas y algunas vendidas por Benítez Parada.

Este periódico ha tenido acceso a un memorando interno en el que González Quezada informó a Benítez Parada sobre esas armas.

El memorando, de julio de 2011, da cuenta no solo de las cinco armas de Zepeda, sino de otras 20 que supuestamente donó Roberto Elena Fuentes, también militar retirado. Otro memorando reseña que González Quezada también recibió otras 15 armas por instrucciones de Benítez Parada.

Tags:

  • trafico de armas
  • atilio benitez
  • fuerza armada

Lee también

Comentarios