Más pruebas de ADN a osamenta

Se busca confirmar si osamenta encontrada corresponde a cuerpo de exempleada de la Alcaldía de Ahuachapán.
Enlace copiado
Más pruebas de ADN a osamenta

Más pruebas de ADN a osamenta

Enlace copiado
La familia de Delmy Noemí Casoverde de Cabeza, una exempleada de la Alcaldía de Ahuachapán, confirmó que se encuentra a la espera de una segunda prueba genética (ADN) realizada a la osamenta que, según la fiscalía, corresponde al cuerpo de la mujer desaparecida el 30 de marzo de 2011.

Carlos Cabezas, esposo de la víctima, dijo que en esta ocasión las pruebas se realizarán a tres piezas: un cráneo, un fémur y otros pequeños huesos de la tibia, y no solamente a una pieza como se realizó la primera vez.

Cabezas agregó que los nuevos análisis científicos se dan luego de una petición que se realizó al presidente de la República, Mauricio Funes, quien habría enviado una carta al fiscal general de la República, Luis Martínez, para que esta institución solicitara los nuevos estudios.

Los familiares están convencidos de que los restos encontrados en la hacienda Santa María del cantón El Llano, siempre en Ahuachapán, en abril pasado no son los de su familiar.

El esposo adelantó que sin importar el resultado la osamenta sería enviada fuera del país para la realización de otros estudios y de esa manera certificar los resultados de Medicina Legal, o en su defecto descartarlos.

Investigadores del caso dijeron que al margen de nuevos estudios, cada cierto tiempo se reúnen con la fiscalía para aportar evidencias que conduzcan a identificar a los homicidas.

Agregaron que se han realizado entrevistas con personas que tuvieron algún tipo de acercamiento con la víctima el día de su desaparición, además de solicitar bitácoras de llamadas de su celular.

Descartaron que el caso se encuentre archivado y si no se han reportado capturas es debido a que es uno de los más complejos que se ha tenido en los últimos años en Ahuachapán.

Sin embargo, aseguraron que en los próximos meses podrían tener plenamente identificados a los que habrían ejecutado la orden de asesinato.

Según las indagaciones, Delmy Casoverde sostuvo una reunión con el gerente de recursos humanos y una empleada en el interior de la alcaldía minutos antes de desaparecer. Al concluir, algunos de sus excompañeros dijeron que la vieron salir llorando de la oficina y luego se trasladó hacia donde laboraba, el centro recreativo Siloé.

Tras ingresar volvió a salir y abordó un vehículo tipo pick up color verde del cual desapareció. El esposo de Delmy dijo que la mujer había regresado a laborar a la alcaldía en 2011, luego de renunciar un año antes al denunciar irregularidades administrativas.

Tags:

  • osamentas
  • pozo
  • Ahuachapan
  • ADN
  • fiscalia

Lee también

Comentarios

Newsletter