Matan a dos custodios del centro penal de San Francisco Gotera

Otro doble homicidio se cometió en San Pedro Masahuat. Las víctimas eran trabajadores de una empresa que es extorsionada.
Enlace copiado
San SalvadorSupuestos pandilleros fueron detenidos en la colonia Atlacatl acusados de cometer un robo en la 29.ª calle oriente.

San SalvadorSupuestos pandilleros fueron detenidos en la colonia Atlacatl acusados de cometer un robo en la 29.ª calle oriente.

San Pedro MasahuatLugareños observan el punto donde fueron asesinados dos trabajadores en un afluente del río Jiboa.

San Pedro MasahuatLugareños observan el punto donde fueron asesinados dos trabajadores en un afluente del río Jiboa.

San Miguel Dos custodios del penal de San Francisco Gotera viajaban en este bus, rumbo a San Salvador, cuando fueron asesinados por supuestos pandilleros.

San Miguel Dos custodios del penal de San Francisco Gotera viajaban en este bus, rumbo a San Salvador, cuando fueron asesinados por supuestos pandilleros.

Matan a dos custodios del centro penal de San Francisco Gotera

Matan a dos custodios del centro penal de San Francisco Gotera

Enlace copiado
Dos custodios del centro penal de San Francisco Gotera (Morazán) fueron asesinados ayer por la tarde en Chinameca, San Miguel. Los empleados penitenciarios iban a bordo de un bus de la ruta 304, que hace su recorrido entre La Unión, San Miguel y San Salvador.

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) confirmó, cerca de las 5 de la tarde, que las víctimas eran Rafael Antonio Flores Saravia, de 30 años, y Élmer Alexánder Constanza, de 36.

La Policía Nacional Civil (PNC) sostiene que ambos custodios viajaban hacia la capital en un bus donde iban algunos pandilleros. Cerca del cementerio del cantón El Rodeo, en Quelepa (San Miguel), otros pandilleros abordaron la unidad y le dispararon directamente a los dos empleados estatales, informó la PNC.

En el centro penal de San Francisco Gotera están recluidos miembros de una de las principales pandillas del país. Desde ahí hubo traslados la semana anterior.

Benito Lara, el ministro de Seguridad, aseguró ayer por la mañana, en una entrevista televisiva, que están preparados “ante cualquier reacción” que pueda ocurrir, en represalia por los traslados de cabecillas de pandillas hacia el centro penitenciario de máxima seguridad en Zacatecoluca, La Paz.

Lara estuvo precisamente en Zacatecoluca ayer por la mañana, donde se reunió el Consejo de Seguridad Ciudadana. A unos 28 kilómetros de ahí, en el cantón El Achiotal, en San Pedro Masahuat, se cometió otro doble homicidio.

Las víctimas fueron Juan Antonio Pérez Lara, un jornalero de 26 años, y José Guillermo Hernández Rivas, un ingeniero agrónomo de 30 años de edad, según confirmó la Fiscalía General de la República.

Las autoridades sostienen que ambos hombres, trabajadores de la empresa Cañaverales, S. A. de C. V., fueron privados de libertad ayer cerca de las 8:30 de la mañana, en la hacienda San Chico, en el cantón El Porvenir de la localidad.

Desde ahí, según la policía, supuestos pandilleros los condujeron hasta El Achiotal en un pickup blanco, placas P-8-332, hasta un afluente del río Jiboa. El vehículo se embancó en ese lugar y los supuestos ejecutores bajaron a sus víctimas ahí. De hecho, el pickup permanecía encendido hasta cerca de las 3 de la tarde, cuando varios investigadores inspeccionaban la escena del crimen.

Los cadáveres de ambos hombres estaban a unos 10 metros del lugar donde se atascó el carro. Un oficial de la Policía aseguró que ese sector es territorio en disputa de pandillas contrarias.

Algunos familiares y allegados a las víctimas negaron que Hernández y Pérez hayan sido privados de libertad, y dijeron que los supuestos pandilleros los estaban esperando en el lugar donde quedó el vehículo.

Aunque la policía no tiene una hipótesis firme sobre los motivos del doble homicidio, personas cercanas a Hernández especulan que pudo ser por el impago de la extorsión que exigen pandilleros de la zona a distintos negocios.

“Aquí a todos nos tienen amenazados. Nos piden dinero, como que nosotros manejáramos. Teníamos identificados algunos números de teléfono y ya se los dimos a la policía. Yo lo que hacía era no contestar”, dijo un hombre que dijo ser jefe de Hernández.

El empresario expresó que en ocasiones les han pedido hasta $2,000 y relató otras dificultades que las pandillas imponen a quienes laboran en El Achiotal. “Nos limitamos a trabajar con la gente del sector, porque no podemos traer o dejar gente de otro lugar, donde haya pandilleros contrarios”, afirmó el hombre.

El padre de Hernández comentó que su hijo nunca quiso andar un arma de fuego, pese a que él se lo aconsejaba. “Si Dios hasta aquí me ha prestado”, justificaba con resignación Hernández a su padre. Un amigo del ingeniero tiene una postura distinta: “Aquí no queda más que echarse el cuete (pistola) a la bolsa y salir a trabajar”, comentó.

Otro hombre fue asesinado ayer por la tarde en el cantón Mundo Nuevo del municipio de San Dionisio, Usulután.

La víctima fue identificada por la PNC como Josué Nehemías Villalta de la O, un electricista de 27 años, residente del sector.

Un oficial policial indicó que el hecho ocurrió aproximadamente a la 1 de la tarde. La víctima presentaba lesiones en distintas partes de cuerpo con escopeta 12 milímetros. Dos personas lo habrían atacado, pese a que Villalta no era miembro de pandillas.

Tags:

  • homicidios
  • violencia
  • custodios
  • gotera
  • ataque
  • pandillas
  • pnc

Lee también

Comentarios

Newsletter