Lo más visto

Más de El Salvador

Matan a hermanos en caserío de San Buenaventura

Entre ellos se encuentra un menor de edad. Según la PNC, eran pandilleros y fueron ajusticiados.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Héctor Rivas Sin antecedentes.  La policía no determinó si los hermanos Díaz tenían antecedentes penales, pero se indicó que el menor de edad sí estaba identificado como pandillero y que probablemente su pariente también pertenecía a grupos delincuenciales.

Foto de LA PRENSA/Héctor Rivas Sin antecedentes. La policía no determinó si los hermanos Díaz tenían antecedentes penales, pero se indicó que el menor de edad sí estaba identificado como pandillero y que probablemente su pariente también pertenecía a grupos delincuenciales.

Enlace copiado

Dos hermanos fueron encontrados muertos ayer, aproximadamente a las 6 de la mañana, en una calle del caserío San Cristóbal, del cantón El Semillero, municipio de San Buenaventura, en Usulután, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Un oficial dijo que varias personas dieron aviso, a las 6:14, en el puesto policial de San Buenaventura sobre el hallazgo de los cadáveres. Sin embargo, las autoridades policiales aseguran que las víctimas fueron sacadas en la madrugada de su vivienda por varios hombres que vestían ropas oscuras, simulando un operativo policial, y fueron asesinadas minutos después. “Vivían en la misma casa y andaban vestidos con ropa deportiva, con pants y camisetas”, añadió el oficial policial.

Los hermanos fueron identificados como Francisco Antonio, de 20 años, y Carlos Alejandro, de 16, ambos de apellido Díaz y residentes en el sector. Las autoridades policiales aseguraron que ambos eran miembros de una pandilla de la zona.

“Posiblemente podría ser (por una disputa) interna en la misma pandilla, porque a veces hay depuraciones, pero eso se está investigando”, indicó el oficial de servicio de la PNC, quien aseguró que solamente a los hermanos se los llevaron de la casa.

Agregó que en la escena del doble homicidio encontraron seis casquillos de arma de fuego 9 milímetros (mm) y que los hermanos tenían disparos en la cabeza.

Otra fuente policial manifestó que por el tipo de muerte que tuvieron, podría tratarse también de un grupo de exterminio, pero ningún oficial de la PNC se atrevió a confirmar dicha versión.

Los cadáveres fueron encontrados a 100 metros de la calle que conduce de San Buenaventura a Jucuapa, cerca de viviendas.

Lee también

Comentarios