Lo más visto

Más de El Salvador

Matan a jornalero que fue amenazado por pandillero

La víctima, quien residía en Ciudad Arce, tuvo un altercado con un pandillero que pretendía a su hija.

Enlace copiado
Homicidio Mejicanos  Daniel Alberto Quintanilla fue asesinado en el lavado de autos, del cual era propietario.

Homicidio Mejicanos Daniel Alberto Quintanilla fue asesinado en el lavado de autos, del cual era propietario.

Enlace copiado

Rubén Melgar Amaya, un jornalero de 68 años, se dirigía a dejarle comida a sus animales, ayer por la mañana en una zona rural de Ciudad Arce, pero nunca llegó a su destino. Un grupo de presuntos pandilleros lo interceptó y lo asesinó con arma de fuego.

El crimen sucedió a las 7 de la mañana, en el cantón Cerro de Plata, del caserío Los Laureles, en Ciudad Arce, La Libertad.

Conocidos de la víctima confirmaron que hace unos días Melgar Amaya fue amenazado de muerte por un pandillero de la zona que pretendía a su hija como pareja. Ellos consideran que el asesinato podría estar relacionado con ese altercado.

Por su parte, la fiscalía aseguró que no descarta esa versión, aunque hasta el momento no existe un móvil comprobado. "Solo tenemos información preliminar. Pero es una hipótesis, no es nada confirmado", dijo el fiscal que llegó al lugar.

La mayoría de disparos estaba concentrada en el rostro de Melgar Amaya, según explicó el representante de la Fiscalía General de la República (FGR).

Las autoridades de Seguridad, hasta el cierre de esta nota, no capturaron a ningún sospechoso del crimen.

Amaya no fue la única víctima de la violencia ayer. Otro hombre fue asesinado aproximadamente a las 11:30 de la mañana. El homicidio ocurrió en un lavado de autos ubicado en los condominios José Simeón Cañas, en la colonia Zacamil, en Mejicanos.

La víctima fue identificada como Daniel Alberto Quintanilla, de 43 años, quien se dirigía a traer a su hija a la escuela cuando fue atacado con arma de fuego. Quintanilla era el propietario del local donde lo asesinaron.

Según denunció la madre de Quintanilla, unos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) se presentaron al lugar cuando él todavía estaba vivo, pero no lo quisieron ayudar ni dejaron que un hijo lo auxiliara.

Lee también

Comentarios