Lo más visto

Matan a tres jóvenes en Guaymango

Uno de los asesinados tenía 16 años y ocho órdenes de captura vigentes, aseguraron fuentes policiales.
Enlace copiado
Sin identificar.  Dos de los fallecidos no fueron identificados debido a que no portaban documentos personales. Se presume que eran de otro cantón del municipio.

Sin identificar. Dos de los fallecidos no fueron identificados debido a que no portaban documentos personales. Se presume que eran de otro cantón del municipio.

Enlace copiado

Tres jóvenes, pandilleros según afirmó la Policía, fueron asesinados la noche del domingo pasado por un grupo de sujetos que fingieron ser agentes policiales. Fuentes fiscales informaron que el triple homicidio ocurrió a las 10 de la noche, cerca de una vivienda, en el caserío Las Cuevitas del cantón El Rosario del municipio de Guaymango, en Ahuachapán.

La Policía detalló, que dos de los fallecidos, de entre 17 y 21 años, no fueron identificados, mientras que el tercero se llamaba Wilman Samuel Ramos Girón, de 16 años, quien aseguraron que era buscado por tener ocho órdenes judiciales de captura.

Los investigadores policiales explicaron que los tres delincuentes se introdujeron en una vivienda de la zona debido a que eran perseguidos por varios hombres que fingían ser policías.

"Eran cerca de diez sujetos los que llegaron a la casa donde los tres pandilleros se habían metido a la fuerza. Tocaron la puerta diciendo que eran miembros de la PNC sacaron a los delincuentes y los obligan a ir en la parte posterior de la casa", explicó una de las autoridades policiales de Ahuachapán.

Añadió que los homicidas habrían utilizado armas de fuego calibre 38 milímetros para cometer los asesinatos. Los investigadores explicaron que la habitantes de la vivienda donde fueron encontrados los pandilleros no tiene ningún vínculos con estos grupos, y que fueron apartados y privados de libertad por los homicidios, mientras cometían los crímenes.

"Los homicidas portaban armas de fuego y cubrían sus rostros con gorros pasamontañas, cuando llegan a la casa apartan a los que viven en ese lugar y se los llevan varios metros adelante donde se cometió el hecho, luego de varios minutos los dejan en libertad y los hechores huyen", explicó el policía.

"En ese lugar opera una sola pandilla por lo que de momento se descarta que fueran miembros rivales los que cometieron el triple asesinato, lo más probable es que fuera una especie de purga porque los pandilleros que no fueron identificados provenían de otro cantón de Guaymango", dijo un oficial.

No fueron a estudiar

Este lunes, en el inicio del año lectivo 2020, el Centro Escolar Caserío Las Cuevitas solo tuvo la asistencia de ocho alumnos de un total de 128 que tiene matriculados.

Residentes aseguraron que esto se debió a la zozobra que generó el triple asesinato, entre los habitantes de la comunidad.

Dijeron que los padres de familia prefieren no enviar a estudiar sus hijos por unos días cuando se registra un hecho de violencia en la zona.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines