Matan a un policía y a dos militares en occidente

Un policía fue asesinado en Chalchuapa; un soldado, en San Julián, y el otro, en Tacuba. Además de los homicidios, un soldado fue herido de bala en La Unión, un policía en Cabañas y otro en La Libertad.

Enlace copiado
Matan a un policía y a dos militares en occidente

Matan a un policía y a dos militares en occidente

Enlace copiado

Entre el jueves por la tarde y ayer, las pandillas incrementaron los ataques armados en contra de policías y militares en distintos puntos del país, y principalmente en la zona occidental, donde fueron asesinados un policía y dos soldados. El primero de los casos ocurrió el jueves en horas de la noche, cuando el agente de la Policía Nacional Civil (PNC) Carlos José Retana Aguilera, de 27 años, fue asesinado con un arma de fuego en la colonia Guadalupe, del municipio de Chalchuapa, en Santa Ana, mientras regresaba de la casa de un amigo y de un cajero automático.

Las autoridades informaron que sobre los atacantes solamente saben que eran dos hombres en una motocicleta. Nada más.

El jefe de la delegación policial de Santa Ana, Hugo Bonilla, informó que Retana vivía cerca del lugar donde fue asesinado, que se encontraba de día libre cuando lo atacaron y que estaba destacado en la Policía Rural de Usulután. También señaló que el agente Retana frecuentaba a un amigo en la zona donde fue asesinado, por lo que los hombres armados podrían haber seguido al agente desde mucho tiempo antes y conocer su rutina cada vez que estaba de día libre.

“Quizá a raíz de eso lo estaban esperando o vieron que estaba ahí y decidieron atentar contra él. No tenemos toda la información como para poder establecer el móvil del ataque y tampoco para poder definir qué estructura criminal ha operado en esto. La Unidad Central de Investigación retomará la investigación”, agregó Bonilla.

Con el asesinato del agente Retana, la Policía ha tenido 28 bajas en lo que va de este año.

El ministro de seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, confirmó que los ataques han incrementado en las últimas 48 horas. “Este año hemos seguido con la amenaza en contra de los policías, pero ha sido menor en cuanto a los anteriores. Como la amenaza sigue, es importante el trabajo que estamos haciendo para desarticular a las estructuras”, dijo el ministro.

En el cantón Chilata, del municipio de San Julián, Sonsonate, fue asesinado el soldado Wílber Enrique Machuca, de 22 años, quien estaba destacado en la Fuerza Aérea de Ilopango.

De acuerdo con los primeros informes de la policía, el militar estaba ingiriendo bebidas con amigos cuando un grupo de supuestos pandilleros llegó al lugar y lo atacó directamente.

La policía, según dijeron agentes en la escena del crimen, sospecha que los atacantes podrían ser pandilleros que operan en el municipio de Tepecoyo, La Libertad.

En el caserío Los Arenales, del cantón El Sincuyo, de Tacuba, en Ahuachapán, fue asesinado otro soldado, identificado como José Alfredo Ascencio de la Cruz, de 30 años. Según los detalles que reveló policía, al soldado Ascencio lo asesinaron con arma blanca y también con arma de fuego.

Con el homicidio de los dos soldados, en lo que va del año la Fuerza Armada ha tenido 12 bajas. Todos los casos han ocurrido mientras los militares se encontraban en sus días libres.

La policía también informó que entre el jueves y ayer hubo otros ataques armados en los que un policía y un soldado fueron heridos, en distintos lugares.

Otros ataques

El primer caso ocurrió en la calle antigua a Huizúcar, donde un policía fue herido de bala por supuestos pandilleros.

En el cantón El Cacao, de Conchagua, La Unión, también fue herido en una pierna un soldado que acompañaba a policías durante un patrullaje en esa misma colonia. Según la información, el soldado recibió el impacto de bala que provocó un enfrentamiento con los supuestos pandilleros. Las autoridades dijeron que el patrullaje que estaban realizando es porque tenían información de que en las últimas semanas aproximadamente 15 pandilleros llegaron a refugiarse en los cerros de Conchagua.

En una zona rural del municipio Guacotecti, en Cabañas, un policía también fue herido de bala mientras realizaba un operativo de búsqueda de pandilleros que tenían un campamento y armas largas en la zona.

Lee también

Comentarios

Newsletter