Matan y calcinan a mujer y sus tres hijos en Zaragoza

Fiscalía sospecha que los cuatro cadáveres calcinados son los de una familia que fue privada de libertad por pandilleros en la comunidad El Corralito.
Enlace copiado
Calcinados.  Comandos de Salvamento ayudó a la recuperación de cuatro víctimas, en un terreno escabroso de Zaragoza.

Calcinados. Comandos de Salvamento ayudó a la recuperación de cuatro víctimas, en un terreno escabroso de Zaragoza.

Hallazgo.  La policía realizó un operativo de búsqueda, entre el jueves y el viernes, para encontrar los cuatro cuerpos de una familia que fue privada de libertad por pandilleros en la comunidad El Corralito, Zaragoza.

Hallazgo. La policía realizó un operativo de búsqueda, entre el jueves y el viernes, para encontrar los cuatro cuerpos de una familia que fue privada de libertad por pandilleros en la comunidad El Corralito, Zaragoza.

Matan y calcinan a mujer y sus tres hijos en Zaragoza

Matan y calcinan a mujer y sus tres hijos en Zaragoza

Enlace copiado
Tres cuerpos calcinados fueron encontrados ayer por la mañana en la ribera del río San Antonio en la colonia Corinto de Zaragoza, La Libertad. El jueves por la noche había sido localizado otro en similares condiciones, 300 metros al norte, según explicó la Policía Nacional Civil (PNC).

Los cuatro cadáveres pertenecían a una mujer mayor y a tres hombres jóvenes que fueron asesinados con armas de fuego en otro lugar, y luego trasladados por los homicidas hasta el sector, donde fueron encontrados y donde también los calcinaron.

“La policía, después de recibir una denuncia de que cuatro personas de una misma familia habían sido privadas de libertad, realizó un operativo durante todo el día de ayer (jueves) para encontrarlos; ya en horas de la noche, la policía encontró un cuerpo calcinado y luego suspendió la búsqueda porque el personal estaba cansado. Se retomó esta mañana (ayer) y se encontraron los otros tres cadáveres”, dijo un investigador de la policía, quien prefirió no ser identificado.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que los cuerpos podrían pertenecer a las cuatro personas, de una misma familia, que fueron privadas de libertad por supuestos pandilleros, el lunes por la noche en la comunidad El Corralito.

“Todo apunta a que los cuerpos pertenecen a las cuatro personas que fueron privadas de libertad, pero hace falta que Medicina Legal realice las pruebas científicas para determinarlo”, dijo uno de los fiscales del caso, quien agregó que todavía no hay hipótesis sobre el motivo del crimen.

Las identidades de las víctimas que fueron privadas de libertad y que presuntamente fueron encontradas ayer son los hermanos Gustavo Flores Valencia, de 21 años, y Noé Stanley Flores, de 19, quienes según la policía son pandilleros que en una ocasión fueron detenidos por agrupaciones ilícitas y tenencia de droga. Las otras dos víctimas eran su hermano René Alonso Aguilar, de 24, quien tenía una discapacidad auditiva, y su madre Blanca Margarita Valencia Navarro, de 43.

De acuerdo con vecinos y familiares de las víctimas, los cuatro se habían marchado de la vivienda en la comunidad El Corralito, por supuestas amenazas de pandilleros, pero el lunes por la noche habían regresado para llevarse algunas de las pertenencias. En ese momento, pandilleros del sector ingresaron a la casa con la intención de privar de libertad a dos de los hombres jóvenes, pero terminaron llevándose hasta la mamá y al hermano con la discapacidad.

Los vecinos explicaron que antes de que se llevaran a los cuatro, hirieron de bala a una de las víctimas y que por eso había rastros de sangre en una cama y en una puerta. A la mañana siguiente, los vecinos avisaron a otros familiares de las víctimas sobre lo ocurrido. Los familiares, por su lado, denunciaron el miércoles ante la policía la privación de libertad.

La Fiscalía detalló que los homicidas intentaron ocultar los cadáveres llevándolos en bolsas blancas, por terreno complicado, hasta el sector donde los quemaron en las faldas del cerro sobre el que está ubicada la colonia Corinto. Los cadáveres fueron, incluso, arrojados hacia un precipio, por lo que las autoridades tuvieron que llamar a los Comandos de Salvamento para que ayudaran a recuperar los cuerpos.

Entre enero y febrero de este año fueron cometidas 29 masacres en todo el país, según estadísticas policiales.

Lee también

Comentarios

Newsletter