Lo más visto

Maternidad descartó que se haya decapitado a niño con síndrome

Presentó el síndrome de trisomia 13. Tenía una parte del cerebro, pulmones pequeños y ausencia de riñones.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Hospital de Maternidad aclaró la versión que circuló en medios digitales sobre la supuesta decapitación de un bebé a la hora del parto. La directora del centro de salud, Adelaida Trejo, rechazó la difusión de la información, así como de una fotografía que mostraba al bebé. A su vez explicó que el producto presentaba un cuadro de trisomia del cromosoma 13, que conlleva a afectaciones de todos los sistemas del cuerpo humano, lo que lo vuelve incompatible con la vida.

“La madre conoció el embarazo, todo el proceso y se le fue explicando durante el trabajo de parto la condición fetal. Estos niños traen la piel y el tejido hidrópico, tejido friable (que se deshace); cuando sale la cabeza su mismo peso provocó esa condición (que se separara del cuerpo) y es una masa la que quedó adentro y había que sacarla”, dijo la directora.

La madre del bebé tiene 22 años, este era su primer embarazo y según detallaron las autoridades mostró un control prenatal tardío en el Hospital de Nueva Concepción, Chalatenango. Ahí se le diagnosticó que tenía un feto con múltiples malformaciones.

Esa condición fetal se le confirmó en Maternidad el 26 de junio con ultrasonografías.

El viernes 15, con 29 semanas en fase activa del trabajo de parto, fue ingresada a la 1:35 de la tarde; a las 9:30 de la noche fue pasada a sala donde presentó dificultades para la extracción. Según los médicos –seis especialistas– era un feto hidrópico, tejido friable, con entrampamiento en el canal del parto debido a diámetros abdominales fetales mayores.

La jefa de la División Médica, Andrea Olivares, detalló: “Nació la cabeza a las 11 de la noche y el cuerpo fue sacado vía abdominal a las 11:30. El síndrome de trisomia 13 es de los más raros, es incompatible con la vida... No traía proporción del cerebro, pulmones demasiado pequeños, ausencia de riñones”.

Autoridades aclararon que el parto se dejó en su evolución natural, pese a que ya se sabía la condición del producto (que no sobreviviría), “porque lo que tratamos de preservar es la fertilidad materna”, agregó Olivares.

El bebé presentaba mandíbula hundida, cuello corto, más dedos de los normales (en manos y pies), micropene, hidrops fetal (venía lleno de agua), entre otros.

La directora, además de pedir a medios de comunicación ser responsables con la información que se publica, confirmó que investigarán al personal que proporcionó la imagen del bebé.

Lee también

Comentarios