Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial Lo más leído

Mauricio Funes usó nombres de empleados para desvío de fondos del Estado

La Fiscalía señala en la acusación que la presidencia de Funes emitió cheques a nombre de empleados y luego el dinero pasó a cuentas privadas desde las que se sacó el efectivo.
Enlace copiado
Asilo. Funes se encuentra actualmente asilado en Nicaragua junto con su compañera de vida, Ada Mitchell Guzmán, y su hijo.

Asilo. Funes se encuentra actualmente asilado en Nicaragua junto con su compañera de vida, Ada Mitchell Guzmán, y su hijo.

Enlace copiado

Casa Presidencial (CAPRES) utilizó los nombres de al menos 66 personas, entre ellas 56 empleados públicos, para emitir cheques y luego retornar ese dinero a cuentas privadas en el Banco Hipotecario, de las cuales funcionarios de Gobierno sacaron más de $292 millones en efectivo, según la investigación que la Fiscalía General de la República (FGR) hizo sobre la presunta red que saqueó $351 millones de fondos públicos para gastos no justificados durante la presidencia de Mauricio Funes.

La información sobre los cheques a nombre de esos empleados públicos consta en la acusación que la Fiscalía llevó al Juzgado Quinto de Paz de San Salvador el pasado viernes, cuando imputó formalmente al expresidente por los delitos de lavado de dinero y peculado (mal uso de fondos públicos). La Fiscalía señaló que con esa estrategia, Casa Presidencial redireccionó $304,334.22 para la partida secreta.

Las cuentas en el Banco Hipotecario a las que se transfirió ese monto estuvieron a nombre de Francisco Rodríguez Arteaga, quien fue el jefe de la Unidad Financiera Institucional de la Presidencia y quien se encuentra detenido por este caso y por el que involucra al expresidente Antonio Saca.

Algunos empleados de Casa Presidencial cuyos nombres aparecen en la lista de empleados que recibieron cheque dijeron a este periódico que nunca recibieron fondos para llevarlos hacia las cuentas del Banco Hipotecario. Lo que sí recuerdan es que al inicio del gobierno de Funes, algunos de los pagos salariales los recibieron en efectivo debido a que algunas dependencias no se habían creado y no tenían contratos. Los empleados aseguraron que su situación contractual se fue normalizando y ahora reciben sus depósitos en un banco comercial.

Otros métodos

El drenaje del dinero a través de cheques hacia las cuentas del Hipotecario de donde, según la Fiscalía, sacaban el dinero en bolsas de basura es uno de los tres métodos utilizados por la presidencia de Funes para mover el dinero, de acuerdo con la investigación fiscal. Los otros métodos son modificaciones presupuestarias entre ramos de Gobierno y las modificaciones entre partidas institucionales.

Según la normativa local, Casa Presidencial, como otras dependencias de Gobierno, puede abrir cuentas auxiliares, en las que no se deposita dinero desde el Ministerio de Hacienda, sino que únicamente sirven para hacer pagos. Durante el gobierno del expresidente Funes y el del expresidente Saca, Casa Presidencial creó 272 cuentas auxiliares; de esas, el gobierno de Funes utilizó dos: Salarios Presidencia de la República y Proveedores Presidencia de la República, para emitir cheques y luego mover ese dinero hacia las cuentas de Gastos Reservados de la Presidencia.

Excedente de Saca

El expresidente Saca se encuentra en prisión actualmente acusado de saquear de cuentas públicas $301 millones y triangular una parte hacia sus empresas de comunicación. El mecanismo utilizado por Saca, según la Fiscalía, fue sacar el dinero en efectivo y direccionarlo hacia cuentas privadas desde la Cuenta Subsidiaria del Tesoro Público.

La Fiscalía estableció que en una de las cuentas hacia donde se movió el dinero durante la administración Saca existía un remanente de $13,881.60, los cuales fueron utilizados en los Gastos Reservados durante la presidencia de Funes.

En la investigación del caso Saca se acreditó que las últimas transferencias a cuentas privadas vinculadas al expresidente se hicieron durante la administración de Funes.

La relación entre Funes y Saca fue confirmada en la investigación que la Fiscalía llamó Saqueo Público. Según la Fiscalía, Funes compró una casa a Saca por medio millón de dólares, la cual fue pagada una parte en efectivo y otra con la cesión de una plantación de caña a nombre del empresario Miguel Menéndez, conocido como “Mecafé”, quien está detenido y a quien la Fiscalía señala como el principal gestor de la red de lavado de dinero de Funes.

Lee también

Comentarios