“Me declaro inocente. Me han querido dañar al involucrarme en homicidios”: cabecilla de las “Viudas de negro”

Esmeralda Flores Acosta fue presentada este día por las autoridades, acusada de ser la jefa de la red de mujeres que asesinaban a sus esposos para cobrar seguros de vida.

Enlace copiado
Flores Acosta fue presentada tras su captura. (Foto: LPG Judicial)

Flores Acosta fue presentada tras su captura. (Foto: LPG Judicial)

Enlace copiado

Esmeralda Flores Acosta, identificada como la jefa y cabecilla de la red “Viudas de Negro”, dijo ser inocente y aseguró que alguien en la policía quiere “involucrarle” en varios homicidios para dañarla.

"Me declaro inocente. Esto ha sido porque una exempleada mía y una persona de la Policía me han querido dañar al involucrarme en homicidios", dijo Esmeralda Flores Acosta este día durante su presentación, luego de que ayer fuera capturada.

Según fuentes policiales, Flores Acosta era la jefa y líder de las “Viudas de negro”, siendo ella la que repartió más de $100,000 que había cobrado por los seguros de vida de los hombres a quienes mandó a asesinar.

La Policía Nacional Civil (PNC) aseguró también que el dinero cobrado por sus colaboradores en conceptos de seguros de vida lo repartió entre los pandilleros que le ayudaron a asesinar a las víctimas.

Ayer, Flores Acosta fue capturada en la colonia Dolores de San Salvador. Según las autoridades, en ese lugar se había escondido, desde febrero, para no enfrentar el proceso judicial en su contra junto con otras tres mujeres que son parte de la estructura y que se encuentran en prisión preventiva esperando la audiencia preliminar.

Flores Acosta, según explicó la Policía Nacional Civil (PNC), se había escondido en una de las viviendas de la colonia Dolores porque es una zona donde opera la pandilla del Barrio 18. Escogió ese lugar, dijeron los investigadores, pensando en que la Policía no lo iba a buscar en una zona de la pandilla contraria a la Mara Salvatrucha 13 (MS-13), con quien tenía relación.

 De acuerdo con la investigación fiscal, Flores Acosta ofrecía trabajo doméstico a mujeres. Cuando las interesadas llegaban a una vivienda de San Marcos para trabajar, Flores Acosta las obligaba a casarse con hombres que buscaban visa y documentos de residencia en Estados Unidos. A los hombres, les decían que para tener la residencia tenían que casarse con las mujeres que ella les presentaba y que además tenían que obtener seguros de vida.

Cuando lograba que los hombres se casaran con las mujeres, y después de poner como beneficiaria del seguro a las mujeres, Flores Acosta enviaba a pandilleros de la MS-13 a matar a los hombres. Luego obligaba a las mujeres a cobrar el seguro.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter