Lo más visto

Medidas extraordinarias deberían ser ordinarias: PNC

El director de la PNC, Howard Cotto, aseguró que deben permanecer por haber dado resultados. Voces como la de la PDDH ya han criticado las medidas.
Enlace copiado
Enlace copiado

El director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto, dijo ayer en la entrevista Frente a Frente que las medidas extraordinarias implementadas en seis penales deberían convertirse en medidas ordinarias a partir el próximo año.

“Las medidas extraordinarias, según consideramos nosotros, deberían retomarse en 2018 para convertirse en medidas ordinarias. Eso es lo que consideramos al ver lo que ha ocurrido desde que se implementaron”, dijo Cotto.

El director argumentó que las medidas “han dado resultados” y que por esa razón la Asamblea Legislativa tendría que saltar de otorgar prórrogas a establecerlas de forma permanente.

Entre algunos de los resultados, según dijo el director de la Policía, está el bloqueo de la señal de telecomunicaciones que servía a los cabecillas de pandillas recluidos en centros penales para ordenar homicidios y otros ilícitos a los pandilleros en libertad.

Las medidas extraordinarias fueron solicitadas por el Gobierno en marzo de 2016. La Asamblea Legislativa las aprobó, con los votos de todos los partidos políticos a favor, en abril. El plazo que la Asamblea otorgó fue de un año, que finalizó en marzo pasado, cuando fueron prorrogadas para otro año más de vigencia que caducará en marzo próximo.

Entre las medidas extraordinarias, además del bloqueo de la señal, están el traslado de cabecillas de pandillas hacia el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, la prohibición de visitas de familiares a privados de libertad y la participación obligada en programas de educación.

Estas medidas fueron propuestas por el Gobierno después de que 11 hombres: nueve trabajadores de una empresa que instalaba tendido eléctrico y dos jornaleros fueron masacrados por pandilleros en un cantón de San Juan Opico, La Libertad. La orden de cometer la masacre fue enviada, según una línea de las investigaciones, desde un centro penal.

Críticas

Desde la aprobación de las medidas extraordinarias, y luego con la prórroga, al menos tres voces se levantaron criticando las medidas. Una de ellas fue la de la procuradora de Derechos Humanos, Raquel Caballero, quien dijo que a pesar de la implementación de las medidas “la gente en la calle sigue quejándose de la inseguridad”. “Esta situación de inseguridad hace que en la Procuraduría recibamos a cientos de personas cada día denunciando la inseguridad”.

La procuradora incluso dijo que entre los denunciados por violaciones a derechos humanos están los policías y soldados.

Otra de las voces fue la de líderes de algunas iglesias luteranas y anglicanas, quienes dijeron tener contacto con cabecillas que estaban dispuestos a dialogar y negociar con el Gobierno si quitaba las medidas extraordinaria.

También algunos abogados se pronunciaron en contra de las medidas extraordinarias, por los rigurosos procesos para entrar o salir de los penales.

Lee también

Comentarios