“Medio Millón” a nuevo juicio

La Sala de lo Penal ordenó un nuevo juicio para José Misael Cisneros, quien ha sido procesado desde 2012 como pieza clave para las pandillas de la zona norte.
Enlace copiado
Señalado.  José Misael Cisneros está libre, pero es uno de los seis cabecillas de la MS-13 que Estados Unidos sancionó económicamente el 5 junio de 2013.

Señalado. José Misael Cisneros está libre, pero es uno de los seis cabecillas de la MS-13 que Estados Unidos sancionó económicamente el 5 junio de 2013.

Nuevo juicio.  José Misael Cisneros deberá sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados. La Corte Suprema ordenó un nuevo juicio  por el delito de homicidio.

Nuevo juicio. José Misael Cisneros deberá sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados. La Corte Suprema ordenó un nuevo juicio por el delito de homicidio.

“Medio Millón” a nuevo juicio

“Medio Millón” a nuevo juicio

Enlace copiado
[email protected]

La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó que José Misael Cisneros Rodríguez, alias “Medio Millón”, enfrente un nuevo juicio por los delitos de homicidio agravado y agrupaciones ilícitas. La sala ordenó que, junto con él, 17 supuestos pandilleros y tres policías también deben ser enjuiciados.

A inicios de enero de 2015, la sala resolvió casar la sentencia que en septiembre de 2013 terminó en una exoneración para Cisneros y varios pandilleros. En ese juicio, realizado en un juzgado Especializado de Sentencia de San Salvador, la acusación se desmoronó a pesar de la declaración de cuatro testigos protegidos. El fallo del juzgado determinó que la prueba era insuficiente.

La resolución de casación de la sala fue notificada, no obstante, hasta inicios de febrero. El motivo que los magistrados exponen para ordenar un nuevo juicio es, a grandes rasgos, que la sentencia absolutoria no se fundamentó adecuadamente.

Cisneros, sin embargo, está libre desde julio del año pasado, cuando la última acusación contra él (solo por agrupaciones ilícitas) se cayó cuando el testigo clave de la Fiscalía General de la República (FGR) erró en múltiples ocasiones durante su declaración, en otro de los juzgados especializados de Sentencia de San Salvador.

EN LA MIRA DE EUA

En esa ocasión, la Fiscalía aseguró que “Medio Millón” no quedaría libre, sino que se le formularían nuevos cargos. Fuentes judiciales señalaron, entonces, que el procesado estaría bajo control migratorio, por el interés de Estados Unidos (EUA) en él.

Cisneros nunca fue acusado por nuevos delitos. Él, al igual que Moris Bercián Machón, alias “el Barney”, es uno de los seis cabecillas de la MS-13 que Estados Unidos sancionó económicamente el 5 junio de 2013 por considerarlos piezas clave dentro de una organización criminal transnacional. Cisneros no es propiamente un pandillero, pero tanto en El Salvador como en Estados Unidos las investigaciones señalan su vinculación con esas pandillas.

Ambos, a pesar de tal señalamiento internacional, están libres. Antes de que la sanción económica fuera anunciada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, lo que en esencia significa la prohibición de establecer cualquier tipo de relación económica con los señalados, Cisneros ya era ampliamente conocido como supuesto narcotraficante en la zona norte del país.

Información de inteligencia policial ubicaba a Cisneros como el responsable de la movilización de cocaína en Chalatenango, con alianzas con narcos de otros países, así como vinculado al tráfico de armas.

La acusación formal en su contra, la que la Sala de lo Penal ha casado, vincula a Cisneros con los homicidios de Santos Salvador Chávez Regalado, Nelson Antonio Tejada Inglés y Zoila Yanes Hernández; la planeación del homicidio de Oswaldo Contreras Cartagena; el intento de homicidio de una persona que actualmente tiene identidad protegida; además de los cargos por agrupaciones ilícitas.

El 27 de mayo de 2012, cuando Cisneros fue arrestado, las autoridades se congratularon al presentarlo como una de las capturas más exitosas de ese año. El entonces presidente de la República, Mauricio Funes, dijo que “estamos ante uno de los mayores delincuentes y debemos dar un juicio ejemplar ante nosotros y ante la comunidad internacional”.

Funes agregó en esa ocasión que Cisneros sería acusado de “narcotráfico, tráfico de armas”. El entonces ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, agregó que “esta persona es acusada de estar involucrada en el mayor tráfico de droga, sobre todo en la zona norte del país”. Ninguna de esas acusaciones se concretó.

otros vínculos

Cisneros tuvo solo dos procesos judiciales, en los dos tribunales especializados de Sentencia de San Salvador, y ambos resultaron en absoluciones.

El pasado 17 de diciembre de 2014, un sonriente “Medio Millón” estaba en la Unidad de Patrimonio de la División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía Nacional Civil (PNC). El hombre que supuestamente escapó a un amplio operativo montado por la División Antinarcóticos (DAN) en septiembre de 2010 estaba sentado, sin esposas, junto a un policía. Aunque se consultó a miembros de la unidad de prensa de la PNC qué hacía Cisneros en ese lugar, no se obtuvo respuesta.

Tampoco quiso contestar la Dirección General de Centros Penales (DGCP) acerca de la fecha exacta en que Cisneros abandonó el sistema penitenciario y a la orden de cuántos juzgados estuvo, según sus propios registros. De manera extraoficial, miembros de prensa dijeron que el caso era “delicado” y no podían comentar nada al respecto.

Cisneros aparece indirectamente vinculado al diputado suplente del PCN Wilver Rivera Monge, actualmente procesado por supuestamente pertenecer a una estructura de lavado de dinero proveniente del narcotráfico. Rivera es señalado de blanquear dinero para Jorge Ulloa Sibrián, alias “Repollo”, condenado a 70 años de prisión por tráfico de drogas.

Una investigación efectuada por este periódico evidenció que Rivera entabló tratos comerciales con los hermanos de “Medio Millón”, en la venta de una propiedad: tras comprársela a uno de los hermanos se la vendió a otro, pero por la mitad de su precio. Es decir, perdiendo la mitad de su inversión.

Durante una entrevista a propósito de esas ventas, Rivera admitió que “Medio Millón” visitó su autolote porque buscaba adquirir un vehículo todoterreno, pero rechazó tener algún tipo de trato ilícito con él. “Una vez llegó al lote porque quería comprar... A él le gustaba el vehículo ese grande, andaba un ‘Forón’ (Ford), entonces quería comprarme una Dodge Ram que yo tenía ahí”, dijo entonces el legislador.

Cisneros, precisamente, fue arrestado en un pick up todoterreno marca Ford.

Hasta el momento, aún no hay fecha para el nuevo juicio contra Cisneros. La Sala de lo Penal designó al juez Godofredo Salazar para efectuar el nuevo juicio contra él, los 17 supuestos pandilleros y los tres agentes policiales.

En octubre de 2013, la Sala de lo Penal también anuló un juicio previo y ordenó uno nuevo contra Bercián Machón, sancionado por Estados Unidos, al igual que Cisneros, por el delito de tráfico de drogas. “El Barney” había sido absuelto años antes por intentar traficar con 7 kilos de cocaína.

Tags:

  • jose misael cisneros
  • medio millon
  • pandillas
  • mara salvatrucha
  • pandillero
  • narcotrafico
  • narcotraficantes
  • homicidio
  • juicio
  • corte

Lee también

Comentarios

Newsletter