Loading...
El Salvador  / politica Lo más leído

Medios oficiales acusan a políticos opositores al Gobierno salvadoreño

Los señalamientos provienen de dos medios administrados por el Gobierno. Personas mencionadas piden que "dejen de usar recursos estatales para atacar a la oposición".

Enlace copiado
Tuit. El presidente de la república, Nayib Bukele, difundió, sin pruebas,  información que acusa a varias personas de ocupar plazas fantasmas.

Tuit. El presidente de la república, Nayib Bukele, difundió, sin pruebas, información que acusa a varias personas de ocupar plazas fantasmas.

Enlace copiado

Sin pruebas que mostrar, Noticiero El Salvador, uno de los medios estatales, y Diario La Página, confiscado por el Estado y administrado por el Consejo Nacional de Administración de Bienes (CONAB), difundieron información que acusa a varias personas de ocupar plazas fantasmas en la Asamblea Legislativa y en algunas alcaldías, como la de Santa Tecla. Este material fue publicado, posteriormente, por el presidente de la República, Nayib Bukele, y por algunos de sus funcionarios en redes sociales.

El documento que muestra como evidencia es un listado de técnicos del Grupo Parlamentario del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en el Órgano Legislativo, que, aunque revela salarios y cargos, no prueba que estas plazas son fantasmas.

Algunos de los señalados son la economista Tatiana Marroquín, la excandidata a diputada por el FMLN, Daniela Genovez, el excandidato a alcalde de Soyapango, Cayetano Cruz, la exconcejal de San Salvador Xótchil Marchelli y un hijo del diputado René Portillo Cuadra, cuyo nombre no se menciona en el texto. Genovez, Cruz y Marroquín ya se pronunciaron y aseguran que no se trata de plazas fantasmas, sino de puestos que actualmente ocupan y en los que realizan funciones de acuerdo a sus perfiles profesionales.

"Creo que no hemos dimensionado el tamaño del "familión" de plazas fantasma que saldrá de la Asamblea Legislativa y de las 150 alcaldías que ganó Nuevas Ideas", publicó Bukele en sus redes sociales.

Genovez, una de las implicadas en las notas difundidas, salió al paso: "Yo trabajo en Atención Ciudadana del Grupo Parlamentario del FMLN ¿trabajar es delito?

Espero que el señor Samuel Barraza, director de medios públicos, compruebe que mi plaza es fantasma o rectifique, de lo contrario tomaré acciones legales".

Además, en información publicada por una usuaria de Twitter y luego difundida por el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, se acusa a la economista Tatiana Marroquín de ser periodista de El Faro y ser asesora del FMLN al mismo tiempo. Ante las acusaciones, Marroquín, quien asegura que no forma parte del equipo de periodistas sino que aporta como columnista al medio, argumentó:

"Como lo he transparentado siempre, incluso en mis columnas de opinión en El Faro, soy analista técnica para la fracción legislativa del FMLN".

La abogada Ruth Eleonora López asegura que este tipo de señalamientos sin pruebas podrían incurrir en el delito de difamación y, en algunos de los casos, en expresiones de violencia contra la mujer.

"Cada mujer puede y debe denunciar a sus agresores. Es tiempo de ponerle alto a tanta agresión. La violencia política es una herramienta que busca el silencio y hoy más que nunca hay que enfrentarla. De lo contrario, estaríamos permitiendo la anulación de nuestros derechos", sostuvo López.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines