Megaferia fomenta destrezas laborales y creatividad juvenil

Los alumnos del Instituto Nacional de Nueva Guadalupe, en San Miguel, presentaron a la comunidad una variedad de proyectos enfocados en su especialización.
Enlace copiado
Fotos de LA PRENSA/Andrea Alas y Cortesía Ingenio.  Los jóvenes realizaron investigaciones para conocer el origen y desarrollo de los productos que ofrecían. Además prepararon una exposición para compartir sus conocimientos con los visitantes.

Fotos de LA PRENSA/Andrea Alas y Cortesía Ingenio. Los jóvenes realizaron investigaciones para conocer el origen y desarrollo de los productos que ofrecían. Además prepararon una exposición para compartir sus conocimientos con los visitantes.

Enlace copiado

El talento juvenil fue el gran protagonista de la tradicional megaferia que se realiza todos los años en el Instituto Nacional de Nueva Guadalupe, en San Miguel. En la actividad los estudiantes presentaron alrededor de 30 ingeniosos proyectos, con los cuales pusieron en práctica el contenido teórico que aprendieron durante el año lectivo.

Al preparar sus proyectos tuvieron la oportunidad de investigar y practicar sobre temáticas enfocadas en su área de especialización, lo que les servirá como base profesional al graduarse de la institución. “Es de provecho porque enfocamos nuestro tiempo en algo que nos gusta y es un aprendizaje de prueba y error, que nos va dando experiencia para que seamos mejores profesionales en el futuro”, dijo Elías Villalobos, alumno de segundo año de bachillerato.

“Los estudiantes aprenden sobre la cadena de producción, desde la plantación hasta la venta; porque la meta es que ellos se involucren en la comunidad”.
Carlos García, encargado de fitotecnia en el Instituto Nacional de Nueva Guadalupe

Fueron aproximadamente 425 alumnos los que participaron de las especialidades en desarrollo de software, administrativo contable, agropecuario y general. La megaferia abrió las puertas a toda la comunidad para que conociera el trabajo de los jóvenes y en un futuro pueda ofrecerles oportunidades profesionales dentro del municipio. Algunos de los proyectos más destacados fueron los de edición de fotografías y serigrafía. “Se trata de promover la educación integral, para que los estudiantes lleven a la práctica sus conocimientos a través de actividades de sano esparcimiento. Se les ofrece una oportunidad para que hagan realidad sus metas”, dijo la directora Milagro Marenco.

Enseñanza con trayectoria

El Bachillerato Agropecuario se imparte en el instituto desde hace más de 30 años y se enfoca en capacitar a los estudiantes sobre el tratamiento de la tierra y de algunos animales. Los estudiantes que forman parte de esa especialidad presentaron proyectos amigables con el medio ambiente, como el compostaje para crear abono natural, y también con cultivos hidropónicos para disminuir la presencia de plagas en las plantaciones. Su objetivo es convertirse en profesionales éticos y así contribuir con la conservación de la naturaleza.

“Tengo una plantación de tomates en mi casa y estoy cultivando con abono orgánico. Quiero enseñarle a los demás que lo orgánico es la mejor opción para mejorar la calidad de vida”, dijo el alumno Kevin Valladares.

Cultivo. Los alumnos del Bachillerato Agropecuario destacan por sus amplios conocimientos en el tratamiento de las plantas y preparación de abono orgánico.
Asistentes. Diferentes personalidades de la comunidad asistieron a la actividad para conocer de primera mano los proyectos estudiantiles.

Lee también

Comentarios

Newsletter