Menos de 50 homicidios en Antiguo y Nuevo Cuscatlán

El dato es del último sexenio, y los candidatos a alcaldes apuestan por más iluminación y un sistema de cámaras de videovigilancia.
Enlace copiado
Menos de 50 homicidios en Antiguo y Nuevo Cuscatlán

Menos de 50 homicidios en Antiguo y Nuevo Cuscatlán

Enlace copiado

En el período 2012-2017, 10 municipios de los 22 que conforman el departamento de La Libertad reportaron un total de homicidios inferior a 50. Antiguo Cuscatlán y Nuevo Cuscatlán, dos municipios que se han diferenciado del resto, uno por haberse convertido en un polo de desarrollo y el otro por el crecimiento económico que ha logrado en los últimos años por medio de la inversión inmobiliaria, se encuentran dentro de esta lista.

De acuerdo con datos del Instituto de Medicina Legal (IML), Nuevo Cuscatlán se ha consolidado como el cuarto lugar con menos muertes violentas de La Libertad, solo después de Jicalapa, Tamanique y Chiltiupán que sumaron 16, 18 y 19, respectivamente. De hecho, en 2013, Nuevo Cuscatlán no registró ningún asesinato lo que le valió para que en el referido período estos ascendieran a un total de 25.

Visto año por año, el municipio ha tenido una frecuencia baja de homicidios en comparación no solo con sus vecinos, sino también con otros a escala nacional. Para el caso, su promedio de muertes violentas entre 2012 y 2016 se mantuvo en casi tres por año. Sin embargo, el año pasado, el municipio sí registró un aumento significativo en comparación con su propia marca, pasando de cuatro homicidios en 2016, a 11 en 2017.

Por su parte, en el lapso antes indicado, Antiguo Cuscatlán reportó 41 homicidios, lo que lo ubica en el octavo lugar de los 10 municipios de La Libertad que menos muertes violentas han reportado; detrás de Talnique, San Matías y Teotepeque, que ocupan las casillas cinco, seis y siete; y delante de Comasagua y Sacacoyo, que completan la medición.

Sin embargo, al igual que en Nuevo Cuscatlán, la violencia en Antiguo también ha tendido a aumentar en los años más recientes. Mientras que en 2012 y 2013, el número de asesinatos ascendió a tres, a partir de 2014, esa cantidad se ha elevado y ha oscilado entre los siete y 11 homicidios.

Así, su promedio anual para el sexenio ha ascendido a casi siete muertes violentas.

Ofertas de los candidatos

Los candidatos a alcaldes para el período 2018-2021 están conscientes de que tanto Nuevo como Antiguo Cuscatlán deben mejorar la seguridad de sus territorios, no solo tratando de ayudar en la disminución de homicidios, sino en la contención de la delincuencia común y del accionar de las pandillas en la zona.

Frente a esa realidad, muchos de los candidatos han incluido entre sus promesas electorales proyectos orientados a una mayor iluminación y a la colocación de cámaras de videovigilancia en zonas estratégicas de las ciudades.

Milagro Navas, candidata a una onceava reelección por ARENA en Antiguo Cuscatlán, por ejemplo, arrancó a finales de enero con su proyecto de Ciudad Inteligente, un sistema de seguridad conectado por diferentes medios digitales: cámaras, GPS, drones, botones de pánico y un centro de videovigilancia. El costo, según la alcaldesa Navas, será de $6.25 millones.

Por su parte, el candidato por la coalición CD/FMLN, Luis Rodríguez, considera que una solución estratégica, además de iluminar debidamente el territorio, pasa por conocer los puntos en los que se cometen más actos de violencia y tener bien documentada la información del municipio para actuar según el distrito o la zona.

En el caso de Nuevo Cuscatlán, Michelle Sol, candidata a la reelección por el FMLN, también ha manifestado su interés en un circuito de videovigilancia, de cara a un nuevo período al frente de la municipalidad.

Mientras que Nuria Varela, candidata por ARENA a dicha alcaldía, ha externado su preocupación por el aumento de la violencia, sobre todo en las áreas menos iluminadas del municipio.

Lee también

Comentarios

Newsletter