Lo más visto

Mercado n.º 1 volverá a tener comerciantes

Jefe municipal espera entregar la obra antes de finalizar su periodo, el 30 de abril, aunque quedarán algunas reparaciones pendientes.
Enlace copiado
Mercado n.º 1 volverá a tener comerciantes

Mercado n.º 1 volverá a tener comerciantes

Enlace copiado

La Alcaldía de Usulután ha comenzado a reparar el mercado n.º 1 de la ciudad, el cual resultó dañado a causa de un incendio el 12 de febrero de este año. El fuego se originó por un cortocircuito. Hace algunas semanas era incierto que se realizaran obras de reparación en el local, por el alto costo que representaba hacerlo.

“Siempre tuvimos la certeza de que lo íbamos a hacer, pero hay cosas que deben hacerse legalmente. Hay mucha burocracia y para no tener un problema de legalidad con la Corte (de Cuentas) hemos hecho despacio las cosas, pero bien hechas”, afirmó el alcalde Salvador Lovo, explicando la tardanza del inicio de los trabajos de reparación.

Lovo detalló que se reparará el techo y el sistema eléctrico será renovado; asimismo, fortalecerán las paredes. Sin embargo, reconoció que esas obras no son suficientes para dejar el mercado en perfecto estado, ya que haría falta reparar el sistema de aguas negras, que ya es antiguo, y hay zonas que están dañadas más que otras.

“Esperamos que ya no haya riesgo y que se le dé continuidad (al proyecto), ya que no podemos terminar con todo. Faltan las aguas negras, otros detalles; pero tendrán que ver las otras autoridades (nuevo concejo municipal) si le van a dar seguimiento”, apuntó el alcalde.

Lovo añadió que espera que los trabajos estén finalizados antes de terminar su periodo, el último de este mes, ya que apuntó que “no podemos servir la comida para que otro se la venga a comer”, haciendo referencia a que desea entregar en su periodo las reparaciones del mercado.

El costo de la reconstrucción actual rondará entre los $70,000 y $80,000, pero el munícipe no descarta que varíe el monto. Estos recursos han sido obtenidos de diferentes fondos con los que cuenta la comuna, sobre todo para atender casos de emergencias. Su utilización fue aprobada por unanimidad del concejo municipal.

Días después de ocurrido el incendio, los vendedores se ubicaron en los alrededores del mercado, ofreciendo sus productos en las calles que fueron cerradas al paso vehicular, con el objetivo de permitirles a los comerciantes instalarse con normalidad.

En las vías están los puestos de comida, así como las ventas de flores y de otros productos, los cuales permanecieron por años en el mercado n.º 1.

Los pequeños comerciantes hicieron presión a la comuna para agilizar la reconstrucción de las instalaciones del mercado, ya que aseguran que venden menos en las calles y han sufrido incomodidades por las primeras lluvias de este año.

“Nos ha afectado el agua, la gran creciente que nos pasó en la primera tormenta. Queremos estar adentro del mercado, pero no vemos que avanzan, ya que hay pocos empleados trabajando y solo descansando pasan”, afirmó Ana Concepción Orrego.

Los vendedores señalaron que tras reparar el mercado ellos están dispuestos a construir sus estructuras de láminas y otro tipo de material, para trabajar.

Lee también

Comentarios