Loading...

Mercedes, una mujer valiente como su apellido

Mercedes Valiente fue atacada por delincuentes y perdió sus brazos, pero no la fuerza para vivir.

Enlace copiado

Conozca la historia de Ana Valiente a quien homenajeamos este 8 de marzo, día internacional de la mujer - 00:00:00La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Ana Mercedes Valiente de Larín, un nombre que encarna un rostro y una historia muy conocida para los habitantes de Turín y alrededores, ejemplo de supervivencia, amor al prójimo, trabajo, humildad y valentía.

En el rostro de niña Merceditas, como cariñosamente le llaman, nunca falta una sonrisa, y un trato amable para todas las personas, especialmente para sus clientes: se dedica a la venta de atol shuco, oficio que aprendió de su madre, desde los 8 años de edad.

Además, sale a vender tablillas de chocolate artesanal que ella misma prepara, al vecino municipio de Atiquizaya. Sus ganas de trabajar la vuelven imparable, aunque asegura que todo era más fácil cuando tenía sus dos manos.

Hace 10 años, intentaron apagar la luz que Mercedes Valiente irradia, con un atentado: varios sujetos la atacaron con arma de fuego y mutilaron ambos miembros superiores.

"Me asaltaron los mareros, el 1.° de agosto de 2010, con pistolas, corvos y garrotes, a media cuadra antes de llegar a mi casa, me dispararon, pero los balazos cayeron entre mi cabeza y la olla que cargaba. Al caer al suelo, me agarraron a machetazos, ahí fue que ‘me volaron mis manos’, y mi cabeza me la dejaron hecha pedazos. Dando gracias a Dios estoy contando el cuento", recordó Merceditas.

Proceso. Niña Mercedes cuida todos los detalles en la preparación de su atol shuco en su casa.

Seis hombres y una mujer intentaron asesinar a esta mujer de 64 años. Le arrebataron sus manos, pero asegura que no le quitaron las ganas de vivir y trabajar. Los vecinos y amigos aseguran que es un milagro de vida andante.

"Tengo 39 tornillos en mi cabeza, porque me la dejaron hecha pedacitos. Para la reconstrucción, tuvieron los huesos de mi cabeza en el hospital durante ocho meses porque no encontraban el material correcto, hasta que finalmente, el doctor lo encontró. Me habían dicho que no me volvería a nacer pelo, y gracias a Dios tengo mi pelito natural, además no padezco ni de dolor de cabeza", contó Valiente.

“Desde el momento que  me sentí sin mis manos,   le pedí a Dios y a la Virgencita que me diera las fuerzas para salir adelante”.

Mercedes asegura que los atacantes eran jóvenes conocidos, allegados a su casa, que desde pequeños convivían con sus hijos, y narra que la atacaron porque les pidió regresar unos ladrillos que ella les había prestado tiempo atrás.

Y a pesar que en aquel momento no hubo justicia por falta de testigos, asegura que algunos ya están pagando las consecuencias de sus actos delictivos, por otros hechos alejados al de ella. A otros, dice que los encuentra en la calle, pero no les siente miedo, "yo los veo y los encaro", confesó.

DOLOR

"Desde el momento que me sentí sin mis manos, le pedí a Dios y a la Virgencita que me diera las fuerzas para salir adelante, en ese entonces, yo tenía a mis papás con vida, ellos y mis hijos me necesitaban. No es fácil recordar ese momento, pero gracias a Dios y mi familia que se puso al frente para apoyarme, yo estoy vivita y coleando", expresó con la voz entrecortada.

Es madre de cinco hijos: tres hombres y dos mujeres. Tres son profesionales, los dos menores, aún viven con ella. Asegura que todos la ayudan de diferentes maneras, pero los que aún se encuentran en casa, se han convertido en sus manos, pues a pesar de que es muy independiente, siempre necesita de su ayuda.

Actualmente, su preocupación más grande es que sus hijos menores, aún no consiguen empleo.

Oferta. Es la encargada de servirlo en huacales de morro a toda la clientela que prefiere esta bebida.

"Yo me preocupo porque ellos no tienen trabajo y quisiera que alguien me ayudara dándoles empleo, para que ellos se sepan defender y desarrollen eso que han aprendido, ‘se quemaron su cerebro’ para salir adelante. Ahí anda mi hijo con la cuma y azadón en la mano siendo un periodista. Está mi hija, que es licenciada en leyes, y está preparando shuco para ir a vender al parque", contó.

Mercedes aseguró que junto a sus esposo, sacaron a sus hijos adelante, y que la mayor satisfacción sería verlos realizados: "trabajamos juntos toda la vida, hasta que se me adelantó, pero acá sigo yo con mis hijos y la ayuda de Dios".

Su esposo falleció el año pasado.

Necesidad de terapia

Mercedes asistió al CRIO (Centro de Rehabilitación Integral de Occidente), y aprendió a bañarse sola, a comer sola, a encender la cocina y hasta bordar. Recibieron terapia psicológica junto a su hija menor, Mercedes Larín.

A 10 años del suceso que cambió radicalmente su vida, los psicólogos aseguran que Mercedes presenta resiliencia y fortaleza ante la discapacidad y la situación de violencia vivida.

“Yo me preocupo porque ellos (hijos) no tienen trabajo y quisiera que alguien me ayudara dándoles empleo”.

Ana Mercedes Valiente, vendedora de atol

"Posterior a lo sucedido, Mercedes se sintió en crisis al verse sin sus manos, pero decidió continuar con su vida y trabajo, y no dejó que secuelas psicosomáticas la afectaran. Es una mujer ejemplar dentro de la rehabilitación integral y demuestra que puede tener una vida plena gracias al cuido de su salud mental", explicó la psicóloga Andrea Aquino.

Ahora, sus hijos agradecen a Dios por la vida de su madre, aseguran que con el tiempo han podido superar lo sucedido, y que han aprendido a estar unidos como familia.

"Muchas personas, en vez de sentir lástima, admiran a mi mamá porque siguió adelante. A mí me ha enseñado mucho a confiar en Dios porque con él no hay nada imposible, y las pruebas más difíciles siempre se las pone a sus mejores guerreros, y lo he comprobado con mi mamá", señaló con orgullo su hija menor.

Valor. Doña Mercedes se desempeña sin problemas en su emprendimiento, atiende a los clientes con esmero.

Tags:

  • Ahuachapán
  • Mercerdes Valiente
  • Atiquizaya
  • amputada
  • atol shuco
  • Turín

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines