Mezclan adolescentes con adultos en el Hospital Psiquiátrico

Autoridades dicen que por un vacío legal ingresan adolescentes entre 12 y 18 años.
Enlace copiado
Enlace copiado
La subdirectora médica de psiquiatría del Hospital Nacional Psiquiátrico Dr. José Molina Martínez, Karina Juárez, aceptó que pese a que la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA) prohíbe que los adolescentes estén hospitalizados con adultos, ellos lo hacen debido a que existe un limbo legal para atender aquellos pacientes entre 12 y 18 años.

La doctora dijo que estos se exponen a abusos, sin embargo, el Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom ya no los acepta, y por tanto, son ellos los que se ven en la obligación de atenderlos.

“Otro problema real son los adolescentes. A pesar de que la LEPINA dice que no deben de estar ingresados adolescentes con adultos, nosotros lo hacemos porque el limbo de los 12 a los 18 años a nadie le ha quedado. El Bloom no los acepta”, dijo Juárez en la comisión de salud de la Asamblea Legislativa, cuando llegó junto con el director de ese centro asistencial a brindar opinión sobre la iniciativa legal de salud metal.

La subdirectora mantuvo que el Hospital de Maternidad tampoco recibe a las adolescentes embarazadas que presentan problemas mentales. “Tenemos ahorita un alto índice de embarazadas adolescentes y, entonces, Maternidad no las recibe si tienen un problema psiquiátrico”, señaló.

Juárez expresó la necesidad a los diputados de aprobar una nueva normativa que vele por los derechos de los adolescentes que presentan alguna enfermedad mental, y de que los hospitales cuentes con más especialistas para niños, pues la mayoría son psiquiatras de adultos.

Las autoridades del Hospital Nacional Psiquiátrico aseguraron que están saturados de pacientes, y que su presupuesto es insuficiente para comprar medicamentos nuevos.

La propuesta de Ley de Salud Mental que se discute en el seno de la comisión de salud indica que la atención deberá dar prioridad a la niñez, adolescencia, juventud, mujeres en condiciones de embarazo, adultos mayores y a personas que se encuentran en las calles, así como a víctimas de la violencia o delincuencia de cualquier tipo.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter