Miembros del Consejo de Seguridad se han reunido con presos

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, confirmó que pastores y sacerdotes -miembros del Consejo Nacional de Seguridad- se han estado reuniendo con internos de centros penales. No confirmó si pandilleros están incluidos en las reuniones y negó cualquier tipo de negociación.
Enlace copiado

Confirman reunion de religiosos con internos de centros penales

Enlace copiado
Miembros del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia “han visitado los centros penales desde hace mucho tiempo, para reunirse con privados de libertad y organizar todo el tema que son las recomendaciones del Consejo y acompañar en forma de su trabajo pastoral todos los centros penales”, según dijo hoy el director de Centros Penales, Rodil Hernández.
 
El director no precisó quiénes han participado de las reuniones y negó que esta sea una forma del gobierno para participar en el nuevo intento de tregua que han anunciado las pandillas en el país. “No tiene nada que ver con nada”, dijo Hernández, al ser cuestionado sobre la tregua.

En el pacto de 2012, también fueron religiosos, como el capellán del Ejército, Fabio Colindres, los designados del gobierno para dirigir la negociación.

El Consejo Nacional de Seguridad es una instancia formada por Naciones Unidas, sectores religiosos, universidades, empresa privada, partidos políticos, entre otros, responsable de presentar una propuesta al gobierno para combatir la seguridad. De hecho, el pasado 15 de enero presentaron el plan El Salvador Seguro, un compendio de ideas que necesita más de $2,000 millones para funcionar. 
 
Raúl Mijango, uno de los mediadores de esa tregua, confirmó hoy que Colindres sigue siendo “el guía espiritual de la paz en El Salvador” y que aún participa del proceso, aunque su presencia haya sido visiblemente menor, a comparación con su rol entre 2012 y 2013.

Colindres, a decir de Mijango, tiene “una limitación institucional” por su calidad de miembro de la iglesia Católica, una entidad que se ha mantenido al margen de este nuevo impulso.
 
El ministro de Seguridad, Benito Lara, volvió a evadir atender a los medios hoy en un evento en un hotel capitalino. Sin embargo, estuvo en la mañana en una entrevista en Canal 12, en la cual cuestionó la supuesta nueva tregua y se basó en la cantidad de homicidios cometidos ayer: 11.
 
“Hay que observar la curva de cuantos homicidios tenías el 17 de enero y cuanto ha variado esa cifra desde el 18 hasta la fecha. Te vas a dar cuenta de una reducción”, replicó Mijango. Mijango ha dejado entrever que el gobierno tiene cierta implicación en el nuevo proceso. El alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, fue más explícito en acusar al gobierno central de negociar con pandillas.
 
El director de los centros penitenciarios negó ayer que los traslados de cabecillas de pandillas al penal de máxima seguridad sean una concesión del gobierno como parte de este acuerdo. “Estamos haciendo un proceso clasificatorio. Se van a hacer evaluaciones de todos los reos y, de acuerdo con los resultados, se van a tomar las decisiones con el gabinete de Seguridad”, dijo.
 
Lara anunció, el pasado 16 de enero, que los traslados ya habían comenzado, aunque no precisaron nombres. “El traslado no se ha frenado en ningún momento”, sostuvo Hernández. “No se dicen los nombres por razones de seguridad. La información de los reos está protegida. Ustedes deberían saber eso, por la Ley de Información”, contestó ante la insistencia de periodistas.

Tags:

  • carceles
  • tregua
  • pandillas
  • consejo nacional seguridad

Lee también

Comentarios

Newsletter