Lo más visto

Más de El Salvador

Migrantes enviados por alcalde se perdieron en el desierto de México

Lucio Edwin Ayala también habló explícitamente de actividades relacionadas con el narco.
Enlace copiado
Migrantes enviados por alcalde se perdieron en el desierto de México

Migrantes enviados por alcalde se perdieron en el desierto de México

Enlace copiado

El 19 de septiembre del año pasado, por la madrugada, investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) dieron seguimiento a Henry Lizandro Portillo Menjívar, Juan Cruz Miranda, Juan Gabriel Alas, José Rogelio López y Julio César Melgar cuando tomaban un bus en la terminal de occidente para salir del país con rumbo a Guatemala.

Seguimientos de investigadores y llamadas intervenidas muestran que cuatro de estas personas intentarían llegar hacia Estados Unidos de manera ilegal por orden y coordinación del alcalde de San Antonio de la Cruz (Chalatenango), Lucio Edwin Ayala Flores.

Un día antes de salir de la terminal de occidente, investigadores evidenciaron una reunión en una casa del alcalde de Ciudad Delgado. Además, intervinieron comunicación en la que Ayala Flores le daba instrucciones sobre el camino a Julio César Melgar.

Dos días después de que las cinco personas vinculadas al caso salieron hacia Guatemala, el alcalde de San Antonio de la Cruz recibió una llamada de una persona identificada solo como “Primo de Chepe”, quien le dijo que el guía los había dejado abandonados en el desierto y que no tenían nada que comer. Según explicó el supuesto migrante ilegal, el guía le dijo que no se movieran de un lugar conocido como El Levantadero, en donde los dejó, pero que ellos pensaron que los habían dejado tirados y se movieron de lugar y no encontraban el rumbo.

El alcalde les dijo que en unos momentos iba a mandar a que los recogieran, que se iba a comunicar con “Chepe”.

Horas después de la llamada, el alcalde volvió a comunicarse con otro interlocutor y le dijo que no había podido contactar con “Chepe”, y que los migrantes se habían “arrebatado en la parte norte de México cuando se les dijo que no se movieran”.

En llamadas intervenidas al alcalde acepta dedicarse al tráfico de personas y además habla con otro contacto explícitamente de actividades vinculadas al narcotráfico.

Lee también

Comentarios