Lo más visto

Migrantes, la cara de los salvadoreños en el exterior

Construir oportunidades para que los salvadoreños dejen de migrar, atraer el talento de cuscatlecos en el extranjero, crear puentes con otros países son parte de las alternativas planteadas en un foro donde también se valora alianzas con otras naciones de la región.
Enlace copiado
El Foro.  Erlinda Hándal, Hugo Martínez, Margarita Escobar y Diego Echegoyén discutieron sobre las oportunidades que tiene el país de cara al mundo y de  los migrantes.

El Foro. Erlinda Hándal, Hugo Martínez, Margarita Escobar y Diego Echegoyén discutieron sobre las oportunidades que tiene el país de cara al mundo y de los migrantes.

Migrantes, la cara de los salvadoreños en el exterior

Migrantes, la cara de los salvadoreños en el exterior

Enlace copiado
“El país que viene” en su segunda edición reúne a 60 jóvenes radicados en el extranjero. Ellos son solo parte del talento salvadoreño que habita en otros países; el rostro que este país tiene fuera de las fronteras. El canciller de la república, Hugo Martínez, dice que no solo se trata de los talentos nacionales en el extranjero, sino también de los migrantes y de la cara que también debe mostrar el país entero.

Martínez lo ve como oportunidad, por ejemplo, de establecer más relaciones diplomáticas y comerciales con otros países, en ese sentido, afirma que ha sido clave que El Salvador no se haya alineado con ningún bloque internacional.

También rescata la oportunidad y reto de crear mayores nexos con los migrantes salvadoreños, una opción que si bien es capitalizada en remesas, todavía falta una dinámica para mayor inversión empresarial en el país.

Según el mapa de migraciones de 2011 en otros países del mundo están radicados 2.5 millones de salvadoreños, cifra que seguramente aumentó por la salida de nacionales hacia el extranjero los últimos años, principalmente a Estados Unidos. De ellos se recibieron en 2015 $4,270 millones en remesas, lo que equivale al 16.5 % del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra sin dudas generosa y que mantiene, según muchos expertos económicos, a flote la economía.

“El concepto de nación para El Salvador ha cambiado, ya no son los 21,000 kilómetros cuadrados y los que habitamos en esos 21,00 kilómetros, sino que también hay hasta cierto punto una nación de El Salvador en cada lugar donde hay salvadoreños; ese esquema lo debemos de tener bien en cuenta porque es un tercio de nuestra población la que habita fuera de El Salvador”, puntualiza.

El canciller asegura que además de la vinculación cultural y económica con los cuscatlecos en el exterior, también se establece una vinculación política y ejemplifica que ya muchos votaron en las elecciones anteriores, esto como un derecho que tienen.

Pero Martínez sostiene que hay que trabajar también en la reducción del flujo migratorio y para ello, se debe capitalizar mejor la inversión en la remesa, la inversión en el país de empresarios nacionales radicados en el extranjero y la participación de la empresa privada para crear polos de desarrollo en el interior que eviten la salida de El Salvador.

Destacó que en este sentido es importante la integración en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), respaldado por Estados Unidos.

Además, asegura, tienen una política exterior abierta, sin políticas ni ideología, lo que ha llevado a tener ya relaciones diplomáticas con 138 países.

El canciller destacó que el país tiene que responder en bloque al contexto internacional, y explicó que, por ejemplo, ante el nuevo presidente de Estados Unidos se debe negociar como Gobierno, oposición, empresa privada y otras fuerzas vivas para la protección de los salvadoreños en ese país, “yo lo veo como una responsabilidad de todos”.

Vulnerables

La diputada de ARENA Margarita Escobar dice que si bien la política exterior del país enfoca cuatro grandes ejes que son la migración, la seguridad, el comercio y la cooperación es importante mirar hacia dentro del país.

Para la legisladora es importante, por ejemplo, estudiar las razones por las que los cuscatlecos abandonan el país, una causa que no se ha podido frenar y fue en aumento los últimos 20 años.

“Se van porque son vulnerables, por la ausencia de programas que permitan dar seguridad personal para sus bienes y sus vidas y porque no hay empleo”, dice.

Explica que a la hora de presentar al país en el extranjero, se debe presentar a un país que verdaderamente existe, en el sentido de sus fortalezas y debilidades, para poder mejorar.

“Es responsabilidad de El Salvador hacer nuestras tareas, como nación, no podemos exigirles a terceros lo que nosotros no estamos haciendo”, explicó, y remarcó el comercio con otros países como la posibilidad de traer empleo e inversión.

Escobar elogió el trabajo que se hace en el Triángulo Norte, “pues El Salvador no es una isla”, pero también advirtió que estas alianzas deben estar fundamentadas en principios democráticos.

El editor del libro “El país que viene”, Diego Echegoyén explicó que si bien se hacen esfuerzos puntuales para establecer nuevas relaciones diplomáticas y comerciales es importante revisar un fenómeno que ha impactado al país con la migración y es “la fuga de cerebros”, el talento nacional que se ha visto obligado a cambiar de país para buscar otras opciones de vida.

Echegoyén destaca que también con el paso de fronteras se da “la fuga de conocimientos y de corazones porque muchas de las personas no quisieran y lo hacen por falta de oportunidades y son esas oportunidades que no existen, las que debemos construir para los que están acá”.

El editor del primer libro dice que algunos de los jóvenes ya radicados fuera del país a lo mejor no quieren volver, pero no es porque no crean en que se puede construir un mejor país, sino porque “ya están insertos en otras sociedades” y tienen un sistema de vida establecido.

Sin embargo, ejemplifica, es importante que en el país se tenga como prioridad la construcción de una sociedad que brinde alternativas de desarrollo a los que deseen quedarse, y en ese sentido, conservar mucho del talento que todavía radica acá.

Tags:

  • migrantes
  • comercio
  • relaciones diplomaticas
  • trabajo

Lee también

Comentarios