Lo más visto

Migueleños honran con misa solemne a la Reina de la Paz

El nuncio apostólico instó a practicar las obras de misericor-dia y pidió al cielo para que el beato Monseñor Romero sea elevado pronto a los altares de la Iglesia Católica como santo.
Enlace copiado
Acto religioso. En la catedral basílica de San Miguel se realizó la misa concelebrada en honor de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora Reina de La Paz. En la tarde-noche hubo una procesión con la imagen de la patrona de El Salvador por las calles céntricas.

Acto religioso. En la catedral basílica de San Miguel se realizó la misa concelebrada en honor de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora Reina de La Paz. En la tarde-noche hubo una procesión con la imagen de la patrona de El Salvador por las calles céntricas.

Migueleños honran con misa solemne a la Reina de la Paz

Migueleños honran con misa solemne a la Reina de la Paz

Enlace copiado
Cientos de personas colmaron ayer en la mañana la catedral basílica de San Miguel, para asistir a la misa solemne en honor de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora Reina de la Paz.

La misa patronal fue oficiada por el nuncio apostólico monseñor León Kalenga y concelebrada por los obispos miembros de la Conferencia Episcopal y más de 60 sacerdotes de la zona oriental y resto del país.

A la misa de la patrona de San Miguel y copatrona de El Salvador asistió también el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz; así como diputados y funcionarios locales y cientos de feligreses que escucharon atentos el mensaje de paz y reconciliación brindado por el representante del papa Francisco en el país, quien recalcó la importancia de continuar con las enseñanzas del año jubilar, que estuvo dedicado a las obras de la misericordia.

“Nuestra madre es la reina de nuestros corazones, por eso nos hemos reunido ante su corazón para cerrar el año jubilar”, dijo Kalenga, e instó a la población a seguir practicando las obras de la misericordia que incluyen visitar al enfermo, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino, visitar los presos y enterrar a los difuntos.

Uno de los puntos más emotivos de la ceremonia fue cuando se realizó la entrega de las ofrendas, ya que los representantes de diferentes diócesis del país llevaron imágenes y fotografías que retrataban las principales obras de la misericordia.

Luego jóvenes de grupos católicos hicieron un pequeño homenaje a los religiosos que dedicaron su vida a realizar dichas obras en la ciudad de San Miguel, entre ellos el sacerdote Víctor Plantier, padre Aquiles Gúgule y el beato Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

El nuncio fue ovacionado por los fieles católicos cuando recordó la memoria y la labor social del salvadoreño más universal de los últimos tiempos, el beato Monseñor Romero, quien además de ser migueleño realizó gran parte de su obra sacerdotal en la ciudad de San Miguel.

“El beato Romero defendió y protegió a su rebaño y ahí está el profeta, la voz de los sin voz que defendió a los más pobres”, dijo, y aprovechó la ocasión para pedir al cielo que el beato pueda ser elevado a los altares con el título de san Óscar Arnulfo Romero.

Además de la misa concelebrada, la feligresía migueleña se unió a la multitudinaria procesión con la imagen de la patrona Reina de la Paz, la cual salió desde la catedral y recorrió las principales calles de la ciudad, encabezada con la carroza de la virgen, y retornó en la noche al punto de inicio. Se cerró con una misa y finalizaron así las procesiones y romerías.

Tags:

  • san miguel
  • misa
  • patrona
  • carnaval 2016

Lee también

Comentarios