Lo más visto

Mil jóvenes en U. Pedagógica hablan de la integración

Fundación Forever busca que los ya becados apoyen a los que inician el proceso.
Enlace copiado
Más de mil. Jóvenes de diferentes zonas del país se reunieron en la Universidad Pedagógica para hablar sobre sus procesos de integración a la Educación Superior y apoyar a otros que esperan una beca.

Más de mil. Jóvenes de diferentes zonas del país se reunieron en la Universidad Pedagógica para hablar sobre sus procesos de integración a la Educación Superior y apoyar a otros que esperan una beca.

Enlace copiado

La Fundación Forever realizó ayer en la mañana un nuevo encuentro entre jóvenes de universidades y los miembros de su programa de formación y becarios, quienes provienen de zonas empobrecidas en el país. El evento tuvo lugar en el auditorio de la Universidad Pedagógica de San Salvador, que lució abarrotado por casi mil asistentes.

Según Alejandro Gutman, presidente de la fundación, el éxito de convocación del evento es un reflejo de que la apuesta de la entidad, la filosofía de la “integración”, está en camino de institucionalizarse, sobre todo si se tiene en cuenta que “cada día se suman más universidades e instituciones” al esfuerzo.

Integrarse

En este tipo de eventos, jóvenes que han sido beneficiarios de las actividades de Forever comparten sus experiencias, que tienen como factor común el hecho de que han logrado transformar sus paradigmas de vida. Muchos provienen de familias en las que ningún miembro había asistido a la universidad.

Una de ellas es Katherine Pineda, actual alumna de la Escuela de Comunicaciones Mónica Herrera, una de las más exclusivas del país. Según la joven, antes de convertirse en becaria de Forever había tenido que abandonar su carrera de Administración de Empresas en otra universidad privada, pues sus ingresos no se lo permitían. Hacer la apuesta por ingresar al programa le cambió la vida.

“Creo que venir a este tipo de eventos a uno a lo que lo ayuda es como a acordarse el sentido de por qué está aquí. A veces el estrés de las obligaciones cotidianas, salir bien en los estudios, a uno como que lo hace olvidarse de ello. Pero viene aquí y le vuelve a dar un sentido a su lucha, uno que va más allá de uno mismo”, comentó Pineda.

Al evento también asistieron jóvenes que son parte del proceso de formación, un curso que reciben comúnmente en su último año de bachillerato con el fin de aspirar a una beca universitaria. Ese fue el caso de Ricardo Alfaro, de 18 años, que recién hace dos semanas recibió su diploma de Educación Media. Según cuenta, el curso, que desarrolló todos los sábados del año, comenzó en marzo. Allí, quienes lo imparten pueden darse cuenta de las actitudes y habilidades de los aspirantes. Ricardo busca ser un nuevo becado.

“Lo deseo con fuerzas, para poder estudiar Comunicaciones o Psicología. Fuera del programa, yo no tendría la oportunidad de estudiar”, dijo el joven.

Lee también

Comentarios