Lo más visto

Ministra de Salud admite que hubo crisis de agua, pero no sanitaria

Ana Orellana Bendek comenzó a ser interpelada por los diputados, ayer, debido al agua sucia y fétida que recibieron 1.6 millones de personas del AMSS en enero. La sesión plenaria quedó abierta y continuará mañana.

Enlace copiado
Interpelación.  En esta mesa estuvo sentada la funcionaria mientras era interpelada por diputados de ARENA, FMLN Y PDC.

Interpelación. En esta mesa estuvo sentada la funcionaria mientras era interpelada por diputados de ARENA, FMLN Y PDC.

Enlace copiado

La ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, asistió ayer, acompañada de varios funcionarios del Gobierno, a la interpelación de la Asamblea Legislativa y negó reiteradamente ante los diputados que hubo crisis de salud por la coloración y pestilencia del agua que recibió un aproximado de 1.6 millones de personas del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) durante tres semanas de enero. De lo que sí habló la funcionaria fue de una crisis hídrica.

De acuerdo con la información del Gobierno y también del Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de El Salvador, el mal olor y mal sabor del agua provino de la proliferación de algas en la planta potabilizadora Las Pavas.

"La crisis de salud, generalmente, tiene impactos significativos en la salud de la comunidad, la pérdida de vida y la economía. Puede ser el resultado de enfermedades, procesos industriales y eventos naturales, por lo tanto, es de descartarse rotundamente la existencia de una crisis de salud pública durante este periodo", sostuvo la titular de Salud, en su primera intervención, ante la pregunta de si el olor y sabor del agua "supuestamente potable" no fue "signo de alarma" o una amenaza de salud pública.

Orellana Bendek estuvo acompañada en la mesa donde fue interpelada, al principio, por seis técnicos, tres a su derecha y tres a su izquierda, pero después de un receso la comisionada presidencial, Carolina Recinos, se incorporó a la mesa y estuvo a su lado derecho hasta el cierre de la sesión plenaria, a las 2:00 de la tarde.

También estuvieron cerca de la ministra el secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro; el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes; y otros funcionarios.

El ministro de Gobernación, Mario Durán, también intentó ser parte del equipo, pero no contó con el aval de los diputados.

Días antes de la sesión plenaria de este sábado, Orellana Bendek recibió una lista de 10 preguntas elaboradas por los diputados. Cada partido político tenía la facultad de realizar tres repreguntas por cada una de las 10.

La interpelación de Orellana Bendek inició pasadas las 9:30 de la mañana y para las 2 de la tarde estaba programada la interpelación del titular de ANDA, Frederick Benítez, pero esto no fue posible, porque a eso de las 2:15, abruptamente y casi en el reinicio de la sesión, tras una hora y media de receso, el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, suspendió la plenaria y convocó a los diputados para mañana. Los legisladores, apenas, hacían repreguntas a la segunda pregunta realizada a Orellana Bendek.

Ambos funcionarios fueron citados a tres comisiones legislativas para que explicaran sobre el agua que recibieron los usuarios de ANDA y las posible consecuencias de esto para la salud humana, pero no asistieron y por esto los legisladores optaron por interpelarlos, hecho que no ocurría desde 1997.

Preguntas y repreguntas

La pregunta uno consistió en cuáles eran los estudios realizados por el Ministerio de Salud (MINSAL) a la calidad del agua potable de ANDA y si esto se hacía permanentemente. Ante ello, Orellana Bendek señaló que este ministerio tenía como labor la vigilancia sanitaria del agua a través de diferentes análisis, para que cumpliera con lo establecido en el Reglamento Técnico Salvadoreño.

La segunda pregunta estuvo enfocada en los planes de saneamiento ambientales con los que cuenta el MINSAL para lograr que las comunidades tengan abastecimiento de agua potable. Sobre esto, la funcionaria delegó dicha responsabilidad a ANDA, citando el Decreto Ejecutivo 3666.

Las repreguntas a estas interrogantes fueron realizadas por diputados de ARENA, del FMLN y del diputado del PDC Rodolfo Parker.

Después de terminar la sesión plenaria, Recinos alegó, en conferencia de prensa, que el tema por el que fueron citados "es un evento que ya no existe", y calificó la interpelación como "un acto esencialmente político". Por su parte, el presidente de la república, Nayib Bukele, se burló a través de Twitter por lo breve de la plenaria tras el receso, y cuestionó: "¿Los diputados se pondrán a trabajar o están decididos a que ya no les importa nada?".

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines