Ministra obstaculiza diálogo sobre salario, según ANEP

Los representantes del empresariado aseguran que Sandra Guevara se retiró del consejo y le solicitan reanudar el diálogo con el sector laboral para aumentar el salario mínimo.
Enlace copiado
Ministra obstaculiza diálogo sobre salario, según ANEP

Ministra obstaculiza diálogo sobre salario, según ANEP

Ministra obstaculiza diálogo sobre salario, según ANEP

Ministra obstaculiza diálogo sobre salario, según ANEP

Enlace copiado
El diálogo por un incremento al salario mínimo enfrenta un nuevo obstáculo, manifestó ayer la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) a través de un comunicado. ANEP representa a los empleadores dentro del Consejo Superior del Salario Mínimo, mientras que los sindicatos representan a los trabajadores y el Ministerio de Trabajo (MINTRAB) cumple el papel de mediador del Gobierno.

ANEP mencionó que Sandra Guevara, ministra de Trabajo, habría cometido cuatro acciones arbitrarias dentro del referido consejo, en el contexto de buscar un nuevo salario mínimo.

“Lamentamos el retiro de la Ministra de Trabajo, quien con una actitud desafiante y confrontativa se propone no permitir el quórum necesario para que el Consejo Nacional de Salario Mínimo logre concretar acuerdos”, consigna el comunicado.

Por otro lado, la misma asociación de gremiales indicó que Guevara intenta sustituir a quienes ahora integran el consejo del salario mínimo, a pesar de que la ley salvadoreña prohíbe que el MINTRAB decida por su cuenta sobre la participación o sustitución de los representantes de organizaciones tripartitas. “Son las organizaciones de empleadores y trabajadores las que deben elegir libremente a sus representantes”, subrayó la asociación.

ANEP incluso acusó al ministerio de haber permitido el ingreso de manifestantes del FMLN a las oficinas del consejo y de obstaculizar que los acuerdos en este espacio de diálogo queden plasmados en el libro de actas. Ayer por la tarde, un asistente de la ministra Guevara dijo que hasta este día darán su versión sobre lo que ha ocurrido.

Las conversaciones ya habían conducido a un acuerdo, según los representantes del empresariado, pero en este punto es que Guevara habría desistido de continuar. En este sentido, solicitaron la intervención del presidente del consejo en una carta que dirigieron a otros funcionarios: uno de ellos es el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

La correspondencia reza que si la funcionaria llega a cambiar a los integrantes de la mesa tripartita de manera unilateral, y si se rehúsa a continuar con las reuniones del consejo, entonces estaría atentando contra las funciones que la ley le dicta. También habría un conflicto con los principios y convenios de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), de la que El Salvador es miembro.

“El Salvador necesita y demanda diálogo para tomar acuerdos, no más enfrentamientos ni división social”, concluyó la misiva, que firmó Luis Cardenal, recién electo presidente de ANEP.

Por su parte, Javier Steiner, presidente de la Cámara de Comercio e Industria (CAMARASAL) reiteró que la intención de los representantes de los empleadores es ser responsables con las condiciones económicas de las empresas. “Una cosa es querer subir un montón, otra cosa es ser responsables y ver si la economía lo aguanta, eso es lo que nosotros hemos hecho”, comentó Steiner.

El Gobierno calcula que hay espacio para que el nuevo salario mínimo sea de $300 y de $200 en el sector rural. En tanto los empresarios proponen un aumento distribuido en tres años, que llegue a un acumulado de 9 % a los cuatro salarios vigentes, pero no han llegado a un punto intermedio.

“Es un tema técnico que se ha hecho muy político”, lamentó Steiner, de la CAMARASAL.

Lee también

Comentarios

Newsletter