Lo más visto

Ministro de Justicia confirma búsqueda de Carla Ayala tras revelación de supuesto cementerio clandestino

El ministro dice que el cadáver de Carla Ayala es buscado en la zona del Bajo Lempa, Usulután, pero también dijo que no hay indicios de que el GRP tuviera un cementerio clandestino.
Enlace copiado
La agente Carla Ayala se encuentra desaparecida desde el 28 de diciembre del 2017, hace casi cinco meses, y las investigaciones realizadas hasta el momento no han logrado dar con su paradero. Ilustración/Moris Aldana

La agente Carla Ayala se encuentra desaparecida desde el 28 de diciembre del 2017, hace casi cinco meses, y las investigaciones realizadas hasta el momento no han logrado dar con su paradero. Ilustración/Moris Aldana

Enlace copiado

El ministro de justicia y seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, confirmó esta mañana que la Policía Nacional Civil (PNC) está buscando el cadáver de la agente Carla Ayala en una zona pantanosa del Bajo Lempa, Usulután. Esta búsqueda, según dijo, se debe a que testigos le dijeron a los investigadores policiales que miembros del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) cometían ejecuciones extrajudiciales y que enterraban los cadáveres en un cementerio clandestino.

El funcionario, sin embargo, dijo que aunque están buscando el cadáver de Carla Ayala en esa zona que señaló el testigo, no hay indicios de que el ex-GRP tuviera un cementerio clandestino.

"Se sigue buscando a la agente Carla Mayari Ayala, no solamente en esa zona del Bajo Lempa, sino en otras del departamento de Usulután. Todavía no se ha localizado (...) Estamos buscando, porque no hay indicios de que el GRP tuviera un cementerio clandestino. No olvidemos que en esa zona hubo personas que se dedicaban a cometer asesinatos y que los investigamos en coordinación con la Fiscalía", dijo el ministro.

El juez que ha conocido el caso, Roberto Arévalo Ortuño explicó que el testigo ha contado que algunos agentes del GRP “tenían ubicada una zona del Bajo Lempa donde se iban a deshacer de los cadáveres”.

Ese testimonio, según Arévalo Ortuño, es lo que provocó una nueva búsqueda. El juez, además, dijo que existe una "posibilidad de que el cadáver esté ahí", ya que hay elementos para sospechar que el principal sospechoso y prófugo del caso, Juan Josué Castillo Arévalo, estuvo involucrado en sicariato y que los cadáveres probablemente los enterraba en un cementerio clandestino.

Tags:

Lee también

Comentarios