Lo más visto

Ministro explica a jueces el uso de brazalete en reos

El centro penal de San Francisco Gotera quedaría pronto sin medidas especiales.
Enlace copiado
Encuentro.  El titular de Seguridad se dirige a jueces de la zona oriental del país durante la reunión sostenida para explicar el proyecto de vigilancia remota. Foto de LA PRENSA/Cortesía

Encuentro. El titular de Seguridad se dirige a jueces de la zona oriental del país durante la reunión sostenida para explicar el proyecto de vigilancia remota. Foto de LA PRENSA/Cortesía

Enlace copiado

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, se reunió ayer con más de 50 jueces de la zona oriental del país para promover el uso de los brazaletes electrónicos para los privados de libertad de menor riesgo: que padezcan una enfermedad terminal, que se encuentren en rehabilitación y sean de la tercera edad.

Según el funcionario, el principal objetivo de la reunión fue explicarles a los jueces la parte legal y técnica que conlleva el uso de brazaletes electrónicos. Además, aseguró que con este programa esperan reducir el hacinamiento que hay en las cárceles y brindarles una oportunidad a las personas que han cometido delitos menores.

Los reos con dichos aparatos serán vigilados desde un centro de monitorización, y los brazaletes funcionarán solo si hay cobertura de telefonía celular. Para que los reclusos gocen de ese beneficio, tendrán que haber finalizado por lo menos dos terceras partes de su condena, tener buena conducta y mostrar que cuentan con un informe favorable de reinserción social. En caso de que hayan sido condenados a responsabilidad civil, deben demostrar que ya pagaron.

Los condenados no podrán quitarse el brazalete electrónico, tampoco deberán bañarse en el mar o piscinas para evitar dañarlo. Siempre deberán permanecer en sectores donde haya señal telefónica y electricidad. En caso de que un reo destruya el aparato y se dé a la fuga, será recapturado y comenzará de cero su pena.

Los que apliquen al beneficio deben cumplir con buen comportamiento en prisión y someterse a evaluaciones.

El ministro agregó que en 2016 en las cárceles de la zona oriental había una sobrepoblación del 400 %, mientras que este año es de 210 %, esperando que con los diferentes proyectos que se están realizando se reduzca hasta 150 %. Mencionó que cuentan con 2,800 dispositivos que estarán a disposición de los jueces del país.

También aseguró que el Centro Penal de San Francisco Gotera, en Morazán, sería el primero en salir del sistema de medidas extraordinarias, ya que hay 1,500 reos que están en rehabilitación y se retiraron de un grupo terrorista. El miércoles se había informado por parte del Ejecutivo que el primer penal en salir de dicha condición sería el de Chalatenango.

Lee también

Comentarios