Monseñor Romero declarado mártir y camino a ser beato

Un decreto firmado por el sumo pontífice deja abiertas las puertas para la beatificación del arzobispo. Todavía no se definen fechas de ¿cuándo será?
Enlace copiado
Monseñor Romero   declarado mártir y camino a ser beato

Monseñor Romero declarado mártir y camino a ser beato

Enlace copiado
“Llegó el momento que muchos pensaban que no iban a ver. ¡Bendito sea!”, dijo el obispo auxiliar de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, en una misa de acción de gracias luego de conocer la noticia que el papa Francisco había firmado el decreto que confirmaba el martirio de Monseñor Óscar Romero.

El sumo pontífice abre de esta forma el camino a la beatificación de Romero, asesinado “por odio a la fe”, según afirma la Santa Sede, el 24 de marzo de 1980. Ayer Rosa Chávez dijo que la noticia se recibía con júbilo.

“El papa ha desmentido muchas calumnias sobre Monseñor Romero... hoy se confirma que murió como Jesucristo por amor a su pueblo”, dijo, luego hizo un giro a la situación de violencia que vive el país y sugirió que el espíritu del arzobispo asesinado debería guiar a la paz y a la reconciliación.

El martirio de Romero ya había sido confirmado por el Vaticano el pasado 9 de enero por el Congreso de Teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos y solo faltaba la firma de Francisco en el decreto de ayer para allanar el definitivo camino a la beatificación del sacerdote salvadoreño.

Ayer en la parroquia la Resurrección, donde se había reunido toda la curia del país para abordar el tema de la violencia, todo parecía una confusa alegría entre los sacerdotes. “Por supuesto que es júbilo para todos”, dijo monseñor Ricardo Urioste, presidente de la Fundación Monseñor Óscar Romero. “Debe haber un gran gozo y una gran alegría en todas partes”, indicó el sacerdote.

Un aplauso abrió la misa de acción de gracias que se celebró tras la firma del papa Francisco, aunque el hecho ya era esperado el plazo pareció sorprender a muchos. De allí la afirmación de Rosa Chávez al iniciar la homilía.

El obispo auxiliar ya había dicho la semana anterior que se esperaban sucesos sobre la beatificación de Romero, pero sin aclarar fechas específicas sobre el hecho.

Para esta misma semana se espera un anunció más específico del Vaticano, pero la Iglesia salvadoreña no tenía conocimiento exacto del hecho. Ayer Rosa Chávez aseguró que se espera el regreso del nuncio apostólico León Kalenga Badikebele, quien se encuentra en Roma, para tener más detalles.

El canciller del arzobispado, monseñor Rafael Urrutia, también reforzó esa tesis al afirmar que tras el regreso de Kalenga se haría una misa y una conferencia para anunciar el día de la beatificación.

¿La fecha?

El obispo auxiliar fue muy parco al especular con una fecha precisa, de hecho aseguró que existían dudas de la posible visita de Francisco a México en septiembre. “Tenemos todavía que esperar la fecha, solo tenemos el lugar que será la plaza Salvador del Mundo, con pantallas gigantes por muchos lados, pues creemos que es el único lugar para albergar a tanta gente”. También indicó que es un lugar muy simbólico por ser la plaza del patrono nacional y por estar inmediata a la plaza Monseñor Romero.

“La visita del papa está descartada por el momento, la ceremonia podría ser antes de esa fecha (septiembre)”, explicó.

Urrutia en cambio dijo que la gestión para la visita de Francisco se mantiene en el Vaticano. Si el papa visita la tierra azteca, la idea de que llegué a El Salvador se mantiene, según el canciller del arzobispado. “Será lo que el Vaticano decida”.

Lo que sí pidió la curia fue despolitizar y despolarizar la figura del próximo beato. “Romero fue siempre un santo incómodo, un santo que nos desestabiliza, que sacude nuestras comodidades, que nos obliga a un profundo examen de conciencia”, dijo Rosa Chávez en alusión a la curia misma y la sociedad.

La idea de ser resistido y denigrado por unos y utilizado como estandarte político en las calles por otro es algo que para la Iglesia no se debe repetir. “Unos lo aman; otros lo odian, pero Roma habló y se acabó el problema, esto se tiene que aceptar en la fe, no desde la ideología y no desde la política”, expresó Urrutia.

Urrutia incluso bajó tono a la posibilidad de que el candidato para la Alcaldía de San Salvador por ARENA, Edwin Zamora, haga una maniobra política al ofrecer una plaza para el mártir en el centro capitalino. “Debemos ya verlo como que Romero es de los salvadoreños y si Roma dice que es un mártir, es un mártir... Al final, en hora buena, solo esperamos que ya no siga utilizado políticamente ni por unos ni por otros”.

La causa de beatificación de Romero fue presentada al Vaticano en 1996 por el entonces arzobispo salvadoreño monseñor Arturo Rivera Damas, ya fallecido. Desde entonces el proceso ha pasado por varios estancamientos por la revisión de la doctrina social, principalmente.

En abril de 2013 Francisco pidió desbloquear la causa de Romero y ayer firmó el decreto que lo declara como mártir y abre su beatificación.

Tags:

  • Monseñor Romero
  • papa Francisco
  • martir
  • beatificacion
  • Vaticano

Lee también

Comentarios

Newsletter