Monseñor Urioste fue operado y sigue hospitalizado

La salud de monseñor Ricardo Urioste se ha complicado por su avanzada edad.
Enlace copiado
Oraciones.  La comunidad católica se ha unido en oración para pedir por la salud de monseñor Urioste.

Oraciones. La comunidad católica se ha unido en oración para pedir por la salud de monseñor Urioste.

Monseñor Urioste fue operado y sigue hospitalizado

Monseñor Urioste fue operado y sigue hospitalizado

Enlace copiado
Monseñor Ricardo Urioste, de 90 años, miembro fundador y presidente de la Fundación Monseñor Óscar Arnulfo Romero, fue operado en el Hospital General del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) tras sufrir una caída cuando se encontraba en su vivienda, informó el Arzobispado de San Salvador a través de un comunicado de prensa.

Por la caída, Urioste se golpeó la cabeza, situación que le provocó un coágulo.

El estado de salud del sacerdote, que es promotor de la causa de Monseñor Óscar Romero, se ha complicado debido a su avanzada edad y a sus padecimientos de diabetes y arritmia cardíaca.

Al salir de la sala de recuperación, tras la intervención, el padre Urioste sería trasladado a la unidad de cuidados intermedios del centro médico.

La Iglesia católica solicitó oraciones de intervención para pedir la recuperación del religioso.

“Rogamos a todos los sacerdotes pedir a su comunidad parroquial oraciones por la recuperación de monseñor Urioste”, consignó el arzobispado en el comunicado publicado en sus redes sociales.

Monseñor Ricardo Urioste fue ordenado sacerdote el 18 de julio de 1948.

El sacerdote fue el párroco de la iglesia San Francisco, ubicada en el centro de San Salvador, y líder de la parroquia Cristo Redentor.

La Iglesia católica informó que monseñor Urioste también prestó su servicio en el Tribunal Eclesiástico Interdiocesano durante varios años, fungiendo como vicario judicial y defensor del vínculo.

En tanto, uno de los cargos dentro de la Iglesia que más marcó la carrera del religioso ocurrió durante el arzobispado de Monseñor Romero, cuando se desempeñó como vicario general.

En una entrevista otorgada por monseñor Urioste, y que está incluida en una de las semblanzas del libro “Hablan de Monseñor Romero”, el religioso confirmó que el beato salvadoreño era excepcional y que admiraba su proceder y espiritualidad.

“A partir de las primeras semanas de arzobispo empecé a notar algo en su vida personal, en su predicación. Para mí era algo nuevo escuchar a alguien como Monseñor”, dijo en esa ocasión.

Lee también

Comentarios

Newsletter