Lo más visto

Moreno: Tregua fue política de Estado de Funes

El exdirector de Centros Penales Douglas Moreno sostuvo ayer que la tregua de pandillas fue una política de Estado del gobierno de Funes, planteamiento que ya han hecho otros involucrados.
Enlace copiado
Moreno: Tregua fue política de Estado de Funes

Moreno: Tregua fue política de Estado de Funes

Moreno: Tregua fue política de Estado de Funes

Moreno: Tregua fue política de Estado de Funes

Enlace copiado
Douglas Moreno, quien fungió como director de Centros Penales y viceministro de Justicia y Seguridad Pública en la administración anterior, se alineó ayer al mismo planteamiento que involucrados en la tregua entre pandillas han efectuado en las últimas semanas: que se trató de una política de Estado emanada desde la Presidencia de la República, a cargo entonces de Mauricio Funes.

Moreno dio tales declaraciones ayer en el programa televisivo “Frente a frente”, en donde estuvo acompañado por el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, quien fue uno de los primeros en formar parte de lo que se llamó “municipios libres de violencia”, una segunda fase de la tregua.

“Lo que la tesis de la Fiscalía determinen que si esa política fue correcta o incorrecta, fue una política pública, eso no hay duda; lo que le faltó al expresidente (Funes) fue valor para reconocerlo (...) Que él ordenó esa política pública”, dijo Moreno ayer.

La Fiscalía General de la República (FGR) acusó a inicios de mayo pasado a 21 personas de haber cometido delitos como introducción de objetos ilícitos a centros penales, actos arbitrarios, falsedad documental y otros. Entre los 21 acusados está el mediador de la tregua Raúl Mijango; así como exdirectores y empleados de prisiones que colaboraron, en determinado momento, en la ejecución de la tregua.

La tregua inició formalmente con el traslado de 30 cabecillas de pandilla desde el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca hacia otros menos severos, el 8 y 9 de marzo de 2012. Inmediatamente, los índices de homicidio bajaron drásticamente.

Moreno definió ayer, además, que la tregua fue “un diseño de una posibilidad distinta al problema de conflicto social delincuencial”, fraguado entonces en el despacho del entonces ministro de Justicia y Seguridad Pública David Munguía Payés, quien actualmente es ministro de la Defensa Nacional.

El alcalde de Ilopango, por su parte, opinó en la misma tónica: “Efectivamente Ilopango fue el primer municipio que esa política de Estado del presidente Funes, del primer gobierno del FMLN, desarrolló”.

El alcalde admitió haber dialogado con miembros de pandilla dentro del contexto del programa de los “municipios libres de violencia”, y el involucramiento de estos en el programa PATI. Ruano, sin embargo, también aprovechó para decir: “No soy, no he sido ni nunca voy a ser pandillero”.

Otro alcalde de ARENA se encuentra en prisión acusado de dar beneficios a pandillas con fondos municipales: Elías Hernández, alcalde de Apopa ,es acusado por la Fiscalía de haber pagado entre $5,000 y $10,000 a cabecillas de pandillas, de haber proporcionado combustible, teléfonos y gastos funerarios a pandilleros.

Las declaraciones de Moreno y Ruano, respecto a que la tregua fue una política pública del Gobierno anterior, coinciden con lo manifestado a este periódico, semanas atrás, por el exembajador de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell. “Esto ha sido una prueba de una política diferente y, con razón o no, el Gobierno decidió no seguir. Yo respeto esta decisión, lo que no entiendo es por qué queremos litigar (acusar) el pasado”, dijo Blackwell durante una entrevista telefónica con este periódico, haciendo referencia a la acusación de la FGR, que únicamente apuntó a mandos medios.

Tags:

  • tregua de pandillas
  • centros penales
  • douglas moreno
  • mauricio funes
  • pandillas
  • violencia

Lee también

Comentarios