Morfina, un fármaco utilizado para dolores graves

Según la Escalera Analgésica de la Organización Mundial de la Salud.
Enlace copiado
Cirugía.  Los pacientes que requieren intervenciones se verán afectados por la falta de morfina.

Cirugía. Los pacientes que requieren intervenciones se verán afectados por la falta de morfina.

Desabastecimiento.  La escasez de medicinas de diferente tipo en los hospitales públicos es pan de cada día, los rótulos en las vitrinas de las farmacias a las que acuden los pacientes rebalsan de nombres de fármacos de los cuales no hay existencias.

Desabastecimiento. La escasez de medicinas de diferente tipo en los hospitales públicos es pan de cada día, los rótulos en las vitrinas de las farmacias a las que acuden los pacientes rebalsan de nombres de fármacos de los cuales no hay existencias.

Morfina, un fármaco utilizado para dolores graves

Morfina, un fármaco utilizado para dolores graves

Morfina, un fármaco utilizado para dolores graves

Morfina, un fármaco utilizado para dolores graves

Enlace copiado
De acuerdo con la Escalera Analgésica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también conocida como la escalera del dolor, que data de 1986, la morfina es el opioide más comúnmente utilizado para el tratamiento de dolores moderados a severos. La meperidina puede ser útil por períodos cortos, por pocos días, para dolores agudos.

Los opioides son sustancias psicoactivas derivadas de la planta herbácea de nombre amapola real, mejor conocida como adormidera, y son la clase más importante de analgésicos en el manejo de dolores de moderados a severos, debido a su efectividad, fácil dosificación y a su favorable relación riesgo-beneficio.

La morfina, junto al tapentadol, el tramadol, la oxicodona y la metadona, entre otros, pertenecen a la clasificación de opioides “agonistas puros”.

Lo anterior quiere decir que su eficacia analgésica no tiene un límite y no revierte los efectos de otros opioides cuando son suministrados de forma simultánea.

La Escalera Analgésica de la OMS, que nació en un principio para aliviar los dolores provocados por el cáncer, tiene tres escalones: dolor leve, dolor moderado y dolor grave o severo.

Para el primer nivel solo deben ser utilizados medicamentos no opioides y medicamentos coadyuvantes (antidepresivos, anticonvulsionante, ansiolíticos, esteroides, relajantes musculares, anestésicos locales, entre otros); para el segundo nivel, opioides débiles (codeína, paracetamol, tranadol) y coadyuvantes; y para el tercer escalón los opioides fuertes (morfina y fentanilo) junto a los no opioides y los coadyuvantes.

Tags:

  • OMS
  • morfina
  • dolor
  • analgésico

Lee también

Comentarios

Newsletter