Lo más visto

Motoristas de ruta 8 de San Miguel hacen planas como castigo cuando no terminan su recorrido a tiempo

“Debo respetar mi tiempo”. Esta es la frase que deben escribir repetidas veces en forma de planas los motoristas de la ruta 8 de San Miguel, como castigo cuando no terminan su recorrido en el tiempo estipulado por los empresarios de la ruta.

Enlace copiado
Motoristas de ruta 8 de San Miguel hacen planas como castigo cuando no terminan su recorrido a tiempo

Motoristas de ruta 8 de San Miguel hacen planas como castigo cuando no terminan su recorrido a tiempo Foto: Fátima Membreño

Enlace copiado

Los motoristas de la ruta 8 de San Miguel, que realiza su recorrido entre la Colonia Santa María Carillo y el Hospital San Juan de Dios, llevaron a cabo un paro de labores como protesta a ciertas disposiciones administrativas de la empresa.

Ellos exigieron una reconsideración sobre los nuevos cambios que ha establecido la directiva de buses y los castigos que le imponen a los trabajadores, entre ellos realizar planas cuando no terminan su recorrido en el tiempo estipulado por la directiva de buses.

Entre las principales inquietudes que los conductores manifiestan está la reciente reducción del tiempo impuesto por la directiva de buses para hacer sus recorridos. Antes tenían una hora con 25 minutos y, con el recorte, ahora deben hacer el viaje en una hora con 10 minutos, esto para ser más rápidos y hacer más “carreras”.

Los motoristas señalan que menos tiempo durante los viajes se traduce a poner en riesgo la vida del usuario, porque se pueden caer o lesionar al bajarse.  Además, los motoristas aseguran que el mercado que abarca la ruta 8 es la gente de los hospitales, principalmente ancianos o enfermos, pues la ruta cubre el Centro Médico y el hospital.

“Después de un día pesado, si nos pasamos de los tiempos estipulados nos ponen a hacer entre 2,500 a 5,000 líneas como castigo. Nosotros preferimos que nos den un día de castigo, pero no queremos que nos pongan a hacer más líneas (planas)”, expresó Edgar Rosales, uno de los trabajadores de la ruta.

Carlos Amaya, empresario de la ruta comentó al respecto que “está bien que ellos pidan que se les quite ese tipo de castigos. Hay motoristas que no han hecho ni segundo grado. No se le puede pedir líneas con bonita letra a alguien que ni siquiera ha terminado la escuela”, expresó.

Son 13 unidades de transporte las que se encuentran estacionadas en la colonia Carillo de San Miguel durante el paro de labores. Entre las peticiones que han realizado los trabajadores está también un aumento de salario y mejores condiciones laborales.

La directiva de buses, quien ha establecido el castigo de las planas, está conformada únicamente por dos empresarios. Sin embargo, otros de los empresarios que no son parte de la directiva se han mostrado dispuestos a negociar y llegar a un acuerdo con los transportistas.

 “Este es un negocio de dos. Uno necesita del motorista y el motorista lo necesita a uno. Yo puedo ser dueño de la unidad, pero yo nunca iría a manejar. Primero porque no me queda tiempo de hacerlo. Segundo porque no me voy a animar”, mencionó Amaya.

Al parecer, durante la tarde  de este jueves la directiva de buses se reunirá  para considerar las peticiones de los transportistas que se encuentran en huelga.

Tags:

Lee también

Comentarios