Muere intoxicado en centro cuarentenario

El conductor estaba dormido en el cabezal cuando los empleados del puesto fumigaron la rastra y mercadería.
Enlace copiado
Enlace copiado
Marcos Leocadio Sierra, de nacionalidad hondureña, murió por asfixia y envenenamiento en un hecho insólito sucedido ayer en horas de la madrugada en el interior del cabezal de una rastra en la que trasladaba madera hacia El Salvador.

El hondureño era el motorista del cabezal y había llegado a la frontera El Amatillo, jurisdicción de Pasaquina (La Unión), para someter la mercadería al proceso cuarentenario en el puesto de control fronterizo. Según las primeras indagaciones, el jueves por la noche Sierra habría recibido indicaciones por parte del personal del puesto de control sanitario, quienes le habrían expresado que hasta ayer (viernes) por la mañana sería fumigado el cabezal con la madera y luego, cubierto con plástico para evitar el ingreso de alguna plaga.

Ante esa información, el hondureño decidió quedarse a dormir en la cabina de la rastra, pero a medianoche el personal cuarentenario cambió de opinión y fumigó el automóvil pesado para someterlo al debido proceso. Los químicos habrían provocado la muerte del transportista.

“Esa persona se había quedado adentro de la cabina del furgón cuando regaron, y el veneno le afectó; fue llevado al hospital, pero falleció”, explicó un oficial de la Policía de La Unión.

Tras la inspección del cadáver realizada por las autoridades, la Fiscalía General de la República (FGR) dijo que el caso se trata de un homicidio culposo y por lo tanto los involucrados deberán ser sometidos a una investigación.

Por ello se ordenó la detención de siete empleados del puesto cuarentenario de la frontera El Amatillo, quienes habrían estado a cargo del proceso y serán procesados por el homicidio culposo.

Tags:

  • La Unión
  • Pasaquina
  • conductor
  • rastra
  • fumigación

Lee también

Comentarios

Newsletter