Muere otra víctima de ataque a FOVIAL en Quezaltepeque

Se trata de la primera masacre del año. No hay hipótesis sobre los motivos. Víctimas no habían sido amenazadas.
Enlace copiado
Muere otra víctima de ataque a FOVIAL en Quezaltepeque

Muere otra víctima de ataque a FOVIAL en Quezaltepeque

Muere otra víctima de ataque a FOVIAL en Quezaltepeque

Muere otra víctima de ataque a FOVIAL en Quezaltepeque

Enlace copiado
Otra víctima del atentado que sufrió una cuadrilla de trabajadores del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) el martes por la noche, en un proyecto de construcción en el kilómetro 28.5 de la carretera Panamericana, en el caserío Milagro de la Roca de Quezaltepeque (La Libertad), murió ayer por la tarde en un hospital.

Un grupo de entre 12 y 20 supuestos pandilleros, según la investigación, atacó a los trabajadores que cenaban en un comedor cercano a la construcción.

José Alfredo Tespán Cuyo, de 61 años de edad, y José Ramírez Flores, de 28 años, murieron de inmediato, tras el ataque que ocurrió a las 6:39 de la noche, según el informe de la Policía Nacional Civil (PNC). La Fiscalía General de la República (FGR) informó ayer de la muerte de Rubén Alfredo Telule, de 42 años de edad, quien era atendido en el Hospital Nacional Zacamil.

FOVIAL, sin embargo, difirió en la identificación de dos de las víctimas e informó en un comunicado que se trataba de Juan Francisco Navas, de 22 años, y Eugenio Antonio Telule, de 59 años.

Los otros dos lesionados, Jonatan S., de 70 años, y Eduardo R., de 55 años, tienen heridas de bala en las extremidades inferiores, de acuerdo con la policía.

“Cuando vinieron, irrumpieron, a pie, por la parte trasera de la casa” donde los trabajadores comían, dijo el superintendente del proyecto de construcción. Según él, solo unos 15 trabajadores estaban en el sector cuando ocurrió el ataque.

El proyecto del retorno a Quezaltepeque, actualmente en ejecución, colinda con la finca Colombia, conocida como La Coyotera. Los supuestos pandilleros huyeron a esa zona, según las investigaciones policiales.

Esta es la misma pandilla a la que la PNC responsabiliza por ataques a agentes de cuerpos de seguridad. Las autoridades no se ponen de acuerdo sobre la cantidad de agresores: la policía lo estima en 20, mientras que Fiscalía y testigos aseguran que fueron entre 12 o 13 personas. Las evidencias encontradas en el lugar sí confirman el tipo de armas utilizadas en la primera masacre del año. En 2014 hubo 45 homicidios múltiples.

Casquillos de arma de calibre 9 milímetros, escopeta calibre 12 y de fusil M-16 fueron encontrados en el sector. Ayer por la mañana, técnicos trabajaban en la reparación de una de las máquinas que fue dañada por los balazos.

La policía no tiene una hipótesis sobre los motivos del triple homicidio. La unidad de prensa de FOVIAL negó ayer que haya recibido amenazas, una versión con la que coincide uno de los encargados del proyecto en Quezaltepeque.

“El móvil como que no era venir a robar. Hemos revisado la bodega y todo y no nos han robado. Tampoco tenemos notas ni cosas por el estilo de personas extorsionando”, dijo el encargado (su nombre se omite por motivos de seguridad). “A veces uno no sabe cómo la gente tiene su pasado. Nos vemos y no sabemos que arrastramos”, agregó.

Una fuente policial recordó ayer el caso de una mujer que trabajaba en una construcción en Quezaltepeque, en octubre de 2014. Una investigación policial descubrió vínculos entre la víctima y un pandillero recluido en un centro penal.

Los trabajadores ya habían sido objeto de otros crímenes como robos, pero no en esta zona. Sin embargo, un empleado del proyecto fue privado de libertad hace cinco semanas.

“Él supervisaba el proyecto de reforestación en la finca. Un grupo de unos 12 pandilleros lo embrocaron y le quitaron todo: dos celulares, la cartera con dinero, cámaras y le dañaron el carro. Lo interrogaron: ‘Que por qué andamos adentro de la finca, si los andamos vigiando a ellos, que cuántos somos y de qué horas a qué horas trabajamos’, y le dijeron que no volviera a entrar”, relató el superintendente del proyecto.

FOVIAL planea entregar el tramo el 20 de enero, pero ahora laboran “a medio vapor”, pues ya no trabajarán de noche, para evitar nuevos riesgos.

Tags:

  • masacre
  • quezaltepeque
  • fovial
  • homicidios
  • ataque
  • pandillas

Lee también

Comentarios

Newsletter