Lo más visto

Mujer confiesa homicidio de su bebé para obtener media pena en prisión

Juez impuso 15 años de prisión a una mujer que confesó haber asesinado a su bebé con un corvo; pero que en un principio fingió un aborto para evitar ir a prisión.

Enlace copiado
Engaño. María Marlene Cruz le contó a un juez que mató a su recién nacido, pero que antes fingió haber tenido un aborto para evadir la prisión. A cambio de su testimonio obtuvo media pena en prisión: 15 años.

Engaño. María Marlene Cruz le contó a un juez que mató a su recién nacido, pero que antes fingió haber tenido un aborto para evadir la prisión. A cambio de su testimonio obtuvo media pena en prisión: 15 años.

Enlace copiado

Era su primer día de vida. Nació y lloró como normalmente lo hacen los recién nacidos. Pero su madre, María Marlene Cruz Méndez, de 23 años, no lo quería y por eso tomó un corvo, lo hirió y lo golpeó en la cabeza hasta asesinarlo, según confesó ante un juez de Sentencia de Santa Tecla, en La Libertad, departamento donde ocurrió el crimen del recién nacido.

Era 20 de noviembre del año pasado cuando Marlene parió al niño y lo asesinó mientras estaba en su trabajo como empleada doméstica. Luego lo abandonó en una calle cercana a la residencial Tuscania, ubicada en el cantón El Barillo, municipio de Zaragoza, siempre del departamento de La Libertad, según consta en las investigaciones fiscales, consultadas por LA PRENSA GRÁFICA.

"El arma que ella ocupó fue un corvo que fue incautado en la residencial. Se le encontraron muestras de sangre, se le hizo el análisis comparativo de ADN, encontrándose en el corvo solamente el ADN perteneciente al niño", dijo una representante de la sede fiscal del municipio de Zaragoza, en el departamento de La Libertad.

La Fiscalía está convencida de que Marlene ocultó su embarazo desde que lo supo. Pasaron los nueve meses sin que nadie más estuviera al tanto, porque su intención siempre fue deshacerse del recién nacido. El plan de Marlene fue fingir que tuvo un aborto espontáneo, incluso llegó al Hospital San Rafael, de Santa Tecla (La Libertad), con la placenta, aseguró la fiscal encargada del caso.

Sus empleadores llevaron a Marlene al hospital sin imaginar lo sucedido. Mientras la joven madre estaba ingresada, la Policía localizó el cadáver del niño tirado en la calle y dio aviso a la Fiscalía General de la República (FGR). Las autoridades empezaron a indagar, hasta que descubrieron que había una mujer ingresada en el Hospital San Rafael por un "aborto". Era Marlene.

"Por medio de la autopsia se determina que la causa de la muerte había sido un trauma craneoencefálico severo el que el niño había sufrido. Teníamos prueba referencial, no del hecho, pero sí de la residencia, del ocultamiento que ella tuvo de los nueve meses", explicó la fiscal que investigó el homicidio del bebé.

La fFscalía, tras recopilar las pruebas, llevó a la joven ante la justicia salvadoreña.

Cuando el caso estaba en la última etapa, Marlene pactó con la FGR que confesaría el delito ante un juez a cambio de reducir sus años en prisión.

Previo acuerdo entre las partes, el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla impuso 15 años de cárcel para la mujer por el homicidio.

Marlene justificó el homicidio de su hijo porque tenía una mala situación económica, lo que no le permitía tener a otro hijo porque ya era madre de un niño de cuatro años.

Según los fiscales, las investigaciones comprobaron que el embarazo no fue producto de una violación, sino de una relación ocasional que mantenía.

"Ella confesó los hechos, confesó todo lo que había hecho con el niño. Dijo cuándo había salido embarazada, dijo que era un embarazo de término (nueve meses), que su hijo había nacido vivo, que había llorado. Cuestiones que nosotros las verificamos con estudios que se hicieron por medio Medicina Legal en la autopsia", dijo la fiscal.

Tags:

  • Aborto
  • Homicidio de bebé
  • Recién nacido

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines