Lo más visto

Mujeres rurales reciben un salario 23 % menor que el de hombres

Fundación REDES plantea la necesidad de atender a las mujeres del área rural del país. Considera que son invisibilizadas por el Estado.
Enlace copiado
Realidad.  Fundación REDES considera que la situación de las mujeres rurales en El Salvador no es nada reconfortante.

Realidad. Fundación REDES considera que la situación de las mujeres rurales en El Salvador no es nada reconfortante.

Mujeres rurales reciben un salario 23 % menor que el de hombres

Mujeres rurales reciben un salario 23 % menor que el de hombres

Enlace copiado
La Fundación Salvadoreña para la Reconstrucción y el Desarrollo (REDES) expuso, desde la visión de las comunidades, la situación de las mujeres de la zona rural. Una de las principales conclusiones del sector es que las mujeres rurales reciben un salario un 23 % menos que el de los hombres.

“No hay un salario digno, debe haber un salario que cubra las necesidades principales; no solo de alimentación, sino de educación, vivienda, transporte; es decir, que cubra y reconozca las necesidades vitales de la población. Si revisamos los promedios de salario en el campo, que son indignos para hombres y mujeres, todavía hay una brecha donde las mujeres reciben un promedio de 23 % menos que los hombres”, dijo Évelyn Martínez, investigadora de REDES.

Esta fundación afirma que la situación de las mujeres no es nada alentadora, ya que se su aporte a la agricultura se mantiene invisibilizado y es poco valorado: solamente se considera al 32 % de las mujeres rurales como Población Económicamente Activa (PEA); mientas que al restante 68 % se le considera como Población Económicamente Inactiva (PEI).

A las mujeres rurales se les considera personas que no generan ingresos económicos, se les invisibiliza su aporte a la economía, que generan a través del trabajo doméstico y de cuido; mientras que en el caso de los hombres en la zona rural solo el 14 % son considerados como PEI.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) considera que a las mujeres se les responsabiliza la preparación del alimento en los hogares, y para ello destinan entre 85 % y 90 % del tiempo. Eso significa que su jornada de trabajo puede llegar hasta las 18 horas por día.

Efectos

El impacto en la salud también es evidente. María Alejandra García, lideresa de la comunidad El Rincón, San Sebastián, San Vicente, demandó a “las autoridades municipales que velen por la salud de las mujeres, ya que en nuestra comunidad no hay un ECO familiar, así como otras comunidades; nos toca caminar hasta 12 kilómetros para ir a la unidad de salud y sobre calles donde no se puede ni transitar”.

Esta situación la refuerza Verónica Blanco, habitante rural de San Pedro Perulapía, al considerar: “Los agroquímicos que están destruyendo la salud de nuestras familias.

Muchas enfermedades se están debiendo a esta situación: se está usando desenfrenadamente los agroquímicos y muchas veces no nos damos cuenta de qué estamos haciendo”.

Por ello, la fundación REDES demanda compromisos serios y reales al Ejecutivo, Asamblea Legislativa, gobiernos municipales y organizaciones a comprometerse por dignificar a las mujeres rurales en sus derechos.

Lee también

Comentarios