Mujeres rurales se encaminan al desarrollo productivo de hortalizas

De las seis mujeres que conforman el grupo, cuatro pertenecen a la cooperativa Casa Mota, ubicada en cantón El Brazo, San Miguel.
Enlace copiado
Fortaleza. Entre los resultados obtenidos en este emprendimiento, en el que 
llevan dos años, aseguran haber logrado una independencia económica.

Fortaleza. Entre los resultados obtenidos en este emprendimiento, en el que llevan dos años, aseguran haber logrado una independencia económica.

Enlace copiado
La participación de la mujer rural en actividades agrícolas ha ido creciendo poco a poco; ejemplo de ello es el caso de seis mujeres que emprendieron su negocio de producción de chile dulce en el cantón El Brazo, del municipio de San Miguel.

Iniciaron con la construcción de una casa malla, acompañadas paralelamente con capacitaciones especializadas por parte de instituciones del Gobierno para ejercer sus iniciativas productivas; por ello, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal Enrique Álvarez Córdova (CENTA), a través de la agencia de San Miguel, las apoya con asistencia técnica agrícola.

El grupo está compuesto por Silvia Azucena, de 21 años; Nubia Griselda, de 19 años; Elvia Milagros, de 15; Milagro del Carmen, de 42 años; Julia Elvira Lemus, 16 años; y Lucía de Jesús, de 32 años; todas se aventuraron en producir la chilera que es su fuente de trabajo.

Milagro del Carmen Moreira, una de las emprendedoras, explicó: “Me inicié en una escuela de campo formada por la Agencia CENTA San Miguel, donde obtuve más conocimientos sobre hortalizas, ahora con mis hijas y dos parientes cercanas tenemos un grupo solo de mujeres”.

De las seis mujeres cuatro pertenecen a la cooperativa Casa Mota, ubicada en el cantón El Brazo, quienes con anterioridad recibieron charlas y capacitaciones en Ciudad Mujer sobre hortalizas, género y emprendimiento; además, este es un grupo que tuvo el apoyo de la gremial que le ha permitido la instalación de la estructura para el cultivo de la chilera, cuyos resultados son exitosos.

César Mejicano, técnico de la agencia CENTA San Miguel, externó que se siente satisfecho con el trabajo que realizan y que a futuro pueden ampliar su producción.

“Este es un grupo que tiene una visión bastante amplia, con proyecciones de adquirir otra casa malla, porque ya vieron que es una opción económica y segura, además tienen producto para su alimentación familiar”, manifestó.

 “Yo pienso que ellas van a llegar muy lejos si continúan trabajando unidas y pueden llegar a conseguir el apoyo necesario con otras instituciones”, agregó Mejicano.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter