Lo más visto

Más de El Salvador

Mujeres se asocian para producir hortalizas

Son apoyadas por Mesoamérica Sin Hambre y la Alcaldía de San Miguel. La idea es agrandar el espacio de cultivo, utilizando en este un sistema de riego por goteo.
Enlace copiado
Iniciativa.  Raúl Romero, jefe de la Unidad de Agricultura de la alcaldía, indicó que el grupo de mujeres pidió integrarse al proyecto de los huertos y consiguió un terreno.

Iniciativa. Raúl Romero, jefe de la Unidad de Agricultura de la alcaldía, indicó que el grupo de mujeres pidió integrarse al proyecto de los huertos y consiguió un terreno.

Enlace copiado

Un grupo de 18 mujeres que residen en el caserío La Loma del cantón El Jalacatal, municipio de San Miguel, dejaron por un rato sus quehaceres domésticos y agarraron machetes y herramientas de labranza para iniciar un proyecto que ya les comenzó a dar abundantes frutos, la satisfacción de producir alimentos para sus familias, y hasta para la venta.

Sandra Lorena Amaya, miembro de la Escuela de Campo del cantón El Jalacatal, cuenta que el grupo inició con un curso para aprender a elaborar coronas de flores, el cual fue impartido por personal de la Unidad de la Mujer de la Alcaldía Municipal de San Miguel.

Tras finalizar el taller los capacitadores las incentivaron para que iniciaran un proyecto de siembra de hortalizas en unos terrenos ubicados a la par de sus viviendas.

"Nos vinieron a preparar la tierra y luego nosotras hicimos las bordas, y vino el sistema de riego, lo conectamos con la ayuda de la FAO y del ingeniero de la alcaldía. Trabajando la parcela tenemos cerca de dos meses y ya sacamos más de 400 pepinos", afirmó la productora.

Amaya añadió que también sembraron chile verde, tomate, cilantro y frijol de seda y lograron ya cosechar cilantro, pepino y chile verde, aún esperan que los frutos del tomate maduren y los ejotes crezcan, para venderlos entre la comunidad y en las ferias de productores que organiza la alcaldía migueleña.

Según Amaya, como asocio femenino esperan continuar con el huerto y hacerlo cada vez más grande, por lo que se han propuesto sembrar rábano, pipián y cebolla, aunque esto les represente levantarse más temprano para hacer las labores caseras y llegar al terreno para limpiar, abonar y regar las hortalizas.

"Aquí no hemos necesitado de ningún hombre para hacer este sembradío. Nosotras agarramos el machete y el azadón, hicimos los surcos y levantamos las guías, abonamos también. Aquí le hemos demostrado a los hombres que también nosotras podemos", añadió Iris Padilla.

Mariano Peñate, encargado del proyecto Mesoamérica sin Hambre, explicó que este asocio es muy significativo, pues logró agrupar a un grupo de amas de casa en una escuela donde se les ha enseñado a producir, y al mismo tiempo podrán vender el producto excedente para ayudarse en la economía familiar.

En este caso, Mesoamérica sin Hambre donó el sistema de riego por goteo y la alcaldía les proporcionó semillas, plantas, abono y la asistencia técnica para que las mujeres hagan su huerto.

Tags:

Lee también

Comentarios