Lo más visto

Mujeres y autismo, una nueva realidad para estudiar

Nuevos estudios de algunos expertos comienzan a vislumbrar que el autismo no es casi exclusivo del género masculino.
Enlace copiado
Enlace copiado

Todo el mundo conmemoró ayer el Día de la Concienciación sobre el Autismo, decretado según una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde hace más de una década, el 27 de noviembre de 2007. El énfasis en este año ha sido sobre las mujeres que viven con autismo, dado que sufren la discriminación de forma más intensa, probablemente por cuestiones de género, según han comenzado a vislumbrar algunos expertos.

Según una publicación del periódico argentino La Nación, los diagnósticos en hombres son cinco veces más frecuentes que en mujeres, “pero los profesionales están empezando a entender que las observaciones en casos femeninos no han sido bien llevadas”.

La publicación de La Nación, que data de la semana pasada, recoge el testimonio de varias mujeres del Reino Unido que no supieron de su condición de autistas sino hasta en la edad adulta, tras sufrir varios años en silencio. Los testimonios fueron recogidos por Lucy Edwards para la cadena BBC.

“Cuando era más joven, tenía una profunda y rica vida de fantasía donde me imaginaba situaciones. Me la pasaba todo el día en mi propio mundo. No podía jugar con otros niños. En la escuela sufrí de depresión y otros problemas mentales y, desde los 14 años, fui educada en casa. Los médicos se concentraron en la depresión en lugar de considerar un posible diagnóstico de autismo”, narra una estudiante de doctorado de 28 años para el referido reportaje.

La Organización Autismo Diario también advierte que hay investigadores que han empezado a decir que quizás existen más mujeres dentro del espectro del autismo de lo que se pensaba e “incluso, en los procesos diagnósticos existe un sesgo relacionado con el sexo de la persona”, lo que implica que las mujeres estarían sufriendo una doble discriminación.

Desde Autismodiario.org incluso se trae a consideración que personas con autismo hay de toda diversidad sexual, orientación sexual y de toda identidad de género: “La homosexualidad, transexualidad, bisexualidad, disforia... son realidades que al día de hoy siguen también sin ser visibilizadas, aumentando más la brecha social de quienes presentan esa diversidad sexual asociada a su propia diversidad autística”, explicó la organización.

La Asociación Española de Profesionales del Autismo (AETAPI), por otra parte, está trabajando desde hace varios meses en varias iniciativas destinadas a mejorar los conocimientos sobre el autismo femenino, ya que existe muy poco conocimiento sobre las características que definen a niñas y mujeres con este diagnóstico.

El presidente de la AETAPI, Marcos Zamora Herranz, para el periódico español El País planteó una serie de aclaraciones que se recogieron en una publicación del recién pasado domingo, acerca de los mitos sobre el autismo que hay que romper.

A manera de ejemplo, explicó que el perfil del famoso personaje Raymond Babbit, interpretado por el reconocido actor Dustin Huffman en la película “Rain Man” (1988), es definitivamente un mito que “generaliza la idea de que las personas con autismo pueden tener capacidades excepcionales para algunas habilidades, como contar cosas de un solo vistazo o memorizar listados imposibles como una guía telefónica, cuando en realidad no es así en la mayoría de los casos”, recoge El País en las declaraciones de Zamora Herranz.

Lee también

Comentarios