Lo más visto

Más de El Salvador

Multas por no llevar visible la tarifa y por puertas abiertas

La Policía de Tránsito realiza diferentes operativos de control vehicular para verificar que se cumplan las normas de tránsito y prevenir tragedias viales.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas Intervención.  Durante esta semana la Policía de Tránsito ejecuta controles para el transporte colectivo en diferentes puntos de San Salvador.

Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas Intervención. Durante esta semana la Policía de Tránsito ejecuta controles para el transporte colectivo en diferentes puntos de San Salvador.

Enlace copiado

La División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC) inició esta semana una campaña de control vehicular dirigida al transporte público de pasajeros. Ayer en la mañana reportó 493 unidades intervenidas y 197 multas por diferentes faltas.

La infracción más sancionada fue no llevar la tarifa en un lugar visible, con 52 esquelas, que es una falta leve de $11.43.

“Esto lo hacemos con el objeto de que los dueños, los propietarios de los buses no alteren el pasaje ni se aprovechen del usuario”, dijo el subcomisionado Jesús Aparicio, jefe de la Sección de Transporte Público de la División de Tránsito, durante el control vehicular desarrollado en la 49.ª avenida sur, frente al estadio Jorge “Mágico” González.

La segunda falta es conducir con las puertas abiertas, que es una falta grave con una esquela de $34.29, y la otra es efectuar parada en lugares no autorizados.

Esta última falta es de las más complicadas de sancionar por la policía. “Es bien difícil, porque si ellos ven la presencia policial, más que todo los de Tránsito, sí respetan las paradas de buses autorizadas. Ya si no nos ven, cometen muchas arbitrariedades, que paran donde quiera”, agregó.

También se sancionan faltas administrativas, como no portar licencia de conducir o los permisos correspondientes. “Hemos detectado microbuses que andan con el permiso de otro microbús u otros microbuses que las placas no les corresponden a ellos, en ese caso procede la sanción o decomiso de placa o remisión de la unidad”, dijo el subcomisionado.

Además, algunas unidades también sobrepasan el tiempo permitido en una parada, “ahí están hasta que se les llena el bus y se van”, expresó.

Sin embargo, la campaña de la Policía de Tránsito no solo es para el transporte público, sino también para el respeto de los ejes preferenciales y las aceras. La semana pasada se impuso 322 infracciones por invadir aceras y se decomisó más de 300 placas por invadir ejes preferenciales.

Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas Documentos. En los operativos se verifica que los conductores porten sus documentos en regla, así como los permisos de las unidades de transporte.

Los controles se establecen de forma aleatoria. “Este plan (transporte público) se va a desarrollar hasta el sábado en la mañana, ya el lunes vamos a comenzar con otro tipo de acción, que podría ser la revisión de infracciones solo para los motociclistas. Y pensamos meterle bastante en revisar el grado de los polarizados”, dijo.

Las medidas también buscan reducir la accidentalidad vial, ya que reportan casos de personas lesionadas al caer de una unidad de transporte que iba con las puertas abiertas y personas atropelladas por motociclistas.

Del 1.º de enero al 10 de julio de 2018, la Policía reportó 10,516 percances viales, que son 756 menos que en el mismo periodo de 2017. Sin embargo, hay un considerable aumento en la cantidad de lesionados y fallecidos.

Este año van 5,110 heridos, que son 263 más; y 687 fallecidos, un aumento de 57. Esto se debería a accidentes múltiples. “La semana pasada hubo un accidente donde un microbús colisionó con otro vehículo, donde salió un fallecido y nueve lesionados, por eso es un incremento”, añadió.

Invadir el carril y la distracción del conductor son las primeras causas, la segunda relacionada con el uso del celular al conducir.

Lee también

Comentarios