Lo más visto

Más de El Salvador

Munguía Payés: “No es patriota el que no defiende la isla Conejo”

El ministro de Defensa dijo que el fiscal general podría tener desconocimiento sobre la importancia geopolítica que tiene la isla Conejo y por eso desmerita el esfuerzo por recuperarla.
Enlace copiado
Isla de la discordia. La isla Conejo tiene menos de 1 kilómetro de extensión. El ministro de Defensa se refirió ayer a la disputa con Honduras por el islote.

Isla de la discordia. La isla Conejo tiene menos de 1 kilómetro de extensión. El ministro de Defensa se refirió ayer a la disputa con Honduras por el islote.

Enlace copiado

El ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, dijo ayer que le “extrañó” escuchar al fiscal general, Douglas Meléndez, decir que “el Gobierno debe dedicarse a recuperar los territorios controlados por pandillas, en vez de estar pensando en recuperar la isla Conejo”. En opinión del ministro, una cosa no excluye a la otra.

“Hay un esfuerzo grande que está haciendo nuestro país de una forma civilizada. Es decir, en el ámbito diplomático y político por recuperar la isla. Y esto no es excluyente. A mí me extrañaron las palabras del señor fiscal, porque posiblemente él no tiene mucha información del golfo de Fonseca. Es cierto que es una isla pequeña y con piedras, pero tiene un valor geoestratégico”, dijo Munguía.

El funcionario explicó que la importancia de la isla radica en que alrededor de ella hay 3 millas náuticas “que casualmente controlan algunas de las rutas más importantes que tiene la navegación ahí” en el golfo de Fonseca.

“El que diga que esa isla no tiene un valor es porque no tiene conocimiento y además el que niegue los esfuerzos que nuestro Gobierno está haciendo es una persona que no es un patriota. No es patriota el que no defienda la isla Conejo”, declaró el ministro.

El debate sobre qué país tiene soberanía sobre la isla Conejo revivió hace dos semanas, cuando la cancillería salvadoreña envió un escrito a la cancillería hondureña para exigirle que los militares de ese país desalojen la isla.

En respuesta a ese escrito, las autoridades hondureñas se pronunciaron públicamente diciendo que la Corte Internacional de Justicia de La Haya ya dio una sentencia en la que favoreció a Honduras con una extensión de tierra conocida como la desembocadura del río Goascorán.

El Salvador ha sostenido que La Haya, en su resolución, se refería específicamente a la desembocadura del río Goascorán y no a la isla.

El Salvador también ha sostenido que la isla estaba controlada por soldados salvadoreños que en 1983 tuvieron que abandonar Conejo para apoyar a las patrullas militares que estaban inmersas en el conflicto armado con la guerrilla. El conflicto terminó con los Acuerdos de Paz en 1992.

Fue durante ese periodo, según las autoridades salvadoreñas, que los militares hondureños llegaron a la isla y se instalaron.

Lee también

Comentarios